Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎11 Kislev 5779 | ‎19/11/2018

Scroll to top

Top

“El olivo que no ardió en Salónica”, con su autor Manuel Mira

“El olivo que no ardió en Salónica”, con su autor Manuel Mira

EL MARCAPÁGINAS – Nos cuenta Manuel Mira que uno de los principales ingredientes de El olivo que no ardió en Salónica -publicado por La esfera de los libros– que relata el origen judío de Danone es la nostalgia. Isaac Carasso y su hijo Daniel (Danon) son los protagonistas de este libro -“necesario” en palabras de su autor- que recorre una historia marcada por seis guerras y , como no, por la Shoá.
La transmisión de valores y de conocimientos de padres a hijos, el amor a la familia y los orígenes son otros de los puntos de interés de este segundo libro que Mira dedica al mundo sefardí tras Madre Tierra.
Desde la calle Ancha de Salónica al Raval en Barcelona Manuel Mira combina una rigurosa investigación-documentación con metáforas bellísimas que nos hablan del interés y amor del periodista-escritor por la historia y la cultura de los judíos de Sefarad.

“Comienza el siglo de las guerras infinitas. Turquía contra Italia. Las naciones balcánicas contra el Imperio Otomano. Dos guerras mundiales. La Guerra Civil española. En medio de la desolación, un judío español de Salónica busca el elixir de la vida: el jaurt. Lo encuentra en una lejana región de Bulgaria. Con su secreto bien guardado y las maletas llenas de miedo, Isaac Carasso y su familia emprenden un titánico viaje desde la «Jerusalén sefardí» hasta el barrio del Raval, en Barcelona, donde logran fabricar un yogur de propiedades medicinales. Proseguirán su gesta en París y Madrid, y más tarde, perseguidos por los nazis, en el exilio de Cuba y Nueva York, hasta levantar uno de los más grandes imperios empresariales de nuestro tiempo.

Épica, apasionada y honesta, con un matiz de cautivadora melancolía, El olivo que no ardió en Salónica es un deslumbrante relato sobre la infinita capacidad de soñar y de sufrir del ser humano. Apoyándose en una vastísima base documental, Manuel Mira Candel desciende al infierno de la Europa en llamas de la primera mitad del siglo xx para alumbrar los enigmáticos orígenes de la familia Carasso, sus huellas en España y Francia, y abordar temas que trascienden su propia historia: la tragedia nacionalista en el viejo continente, la palpitante nostalgia en el corazón de la memoria y el anhelo por una tierra que sigue sin reparar el daño causado a los españoles sin patria”.