Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎3 Tevet 5779 | ‎10/12/2018

Scroll to top

Top

Entender Sefarad (13ª parte): la tragedia de 1391

Entender Sefarad (13ª parte): la tragedia de 1391


MILÍM: HISTORIA DE LAS DIÁSPORAS, CON ALICIA BENMERGUI – El drama de los judíos de Castilla comenzó en Sevilla, cuando el arcediano de Écija Ferrán Martínez, un consecuente y permanente enemigo de los judíos logró con sus prédicas, azuzando al populacho, que este atacara a los judíos de Sevilla, destruyera sus sinagogas, fueran asesinados los que no se convirtieron o vendidos como esclavos a los musulmanes.
Estos hechos se propagaron por toda Castilla para llegar hasta el reino de Aragón. Los regentes de Castilla y los reyes de Aragón se oponían junto a la nobleza a estos cruentos ataques y asesinatos así como a las conversiones forzadas. Sin embargo no pudieron detenerlas. Fue muy grande el perjuicio económico para las arcas reales. Se destruyeron las juderías de Sevilla, la de Toledo, Burgos y las de Zaragoza, así como la de Segovia. Ocurrió lo mismo en Gerona, Tortosa y Perpignan. Así como en Aysa, Barbastro, Tamarinte, Jaca y Teruel, fue atacada la judería de Mallorca, las de Fraga y Cervera.
Numerosos judíos fueron asesinados, otros -y algunos de ellos muy ricos e importantes- se convirtieron al catolicismo cuando no fueron vendidos como esclavos. Sobrevivieron muy pocas comunidades, pero la antaño judería de Barcelona desapareció para siempre. Había comenzado un drama que iba a tener un gran peso en la vida de los judíos y de los numerosos conversos. Estas fueron algunas de las consecuencias más graves de esta campaña llevado a cabo por las diferentes jerarquías de la iglesia. La terrible masacre, entre otras cosas, escondía un conflicto social entre ricos y pobres que se descargó sobre la población judía, y también tenía un marcado tinte religioso. Pero a partir de ese año de 1391 muchas cosas comenzarían a cambiar en la Península Ibérica, y esos cambios aún tienen sus repercusiones en el presente, entre ellas la que tal vez les haga preguntarse a muchos españoles sobre su pasado y sobre sus reales orígenes. Pero esta historia continúa.