Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎11 Heshvan 5779 | ‎19/10/2018

Scroll to top

Top

“Meditaciones kabalísticas. Fuego negro, fuego blanco”, con su autor Mario Satz

“Meditaciones kabalísticas. Fuego negro, fuego blanco”, con su autor Mario Satz

EL MARCAPÁGINAS – Nos dice Mario Satz -kabalista y uno de los más rigurosos divulgadores de la mística judía no sólo en nuestro país- que Meditaciones Kabalísticas. Fuego negro, fuego blanco es “un libro de psicología profunda” con el que se siente, nos cuenta, “como un pequeño estudiante que señala un camino y ese camino es el del regreso a la fuente”.

Desde la editorial Kairós, responsable de la edición de Meditaciones Kabalísticas afirman: “La Biblia es un libro vivo, polifónico, sincrónico, maravilloso y a la par terrible. Sin él no se entiende nada de la civilización judeocristiana. Por ello, no puede ni debe leerse a la ligera. Requiere constantes interpretaciones que no por casualidad se adaptan al siglo de los lectores que se aproximan a él.

La Kábala tiene muchas de sus claves secretas, ya que se trata de un arte de leer su entrelineado, sus oscuras relaciones textuales a la vez que sondear su profundidad, la cual nos conduce casi por milagro a las más modernas concepciones científicas, desde la informática a la biología, de la lingüística a los hologramas. La red que captura esa materia nutritiva y asombrosa no es otra que el hebreo bíblico, código ancestral a la vez que fantástico. Meditaciones kabalísticas nos sumerge en la ilimitada profundidad bíblica de la mano de uno de los más insignes conocedores de la tradición judaica”.

Satz -autor de El Cantar de los Cantares o Los aromas del amor, Qué es la Kabalá,  y Senderos en el Jardín del corazón, entre otros títulos- nos aproxima a una Kabalá alejada de fórmulas frívolas y de rápido consumo: “Si yo consigo con mi pequeño trabajo que las personas se interesen y sobre todo tengan un profundo respeto por las fuentes tanto judías como cristianas de lo que es nuestra tradición habré logrado mi cometido”. Lean Meditaciones Kabalísticas porque Mario Satz lo consigue.