Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎1 Iyyar 5777 | ‎27/04/2017

Scroll to top

Top

“Tetuán”, con su autora Esther Bendahan

“Tetuán”, con su autora Esther Bendahan

SEFER: DE LIBROS Y AUTORES – Desde las orillas del Tetuán de Esther Bendahan editado por Confluencias de manera muy bella, vemos “la pequeña Jerusalén”, vemos España y sentimos como Bendahan comparte con nosotros emociones íntimas y fuertes.

Cuenta su autora que “Tetuán no es un libro nostálgico, pues trabaja la memoria desde la realidad”. La propia de la autora, la de los judíos tetuaníes y de aquellos presentes en el libro que han escrito, viajado o vivido esta ciudad que hablaba jaquetía y cantaba romances,sí, y también coplas. Libro múltiple, Tetuán es historia de la ciudad, memoria de sus judíos, y de los que tuvieron que exiliarse, es Sol Hachuel, es gastronomía, humor, es reivindicación -el episodio del Pisces o la necesidad de que España siga conectada a esa parte de Marruecos tan suya- y es familia, amor y “un libro de viajes” que -dice Esther Bendahan– sería también un cuaderno de notas que cada uno podemos completar.

“La Tetuán de Esther Bendahan está llena de color, del aroma de la infancia. De origen sefardí, su familia mantuvo siempre su vínculo con España a donde vuelve de niña. El lenguaje de los siglos de sus antepasados volvió a ella atravesado por la luna otomana de su ciudad natal. Es la Tetuán que se percibe con el corazón, con la intensidad del color que tienen los recuerdos, con la singularidad de la jaquetía que nuestra cultura absorbe y las recetas heredadas, en las que se mezcla el amor y el respeto hacia nuestros antepasados.
Esther Bendahan, nacida en Tetuán (Marruecos) en el seno de una familia judeoespañola, sefardí, hija de Mari Cohen y Pinhas Bendahan. Estudió Psicología y Filología francesa en Madrid. Fue directora del programa de televisión «Shalom» (La 2) en la actualidad es Jefe de Programación cultural de Centro Sefarad-Israel. Escribe regularmente artículos y reportajes en diversas publicaciones como en El País”. (Ed.Confluencias)