Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎8 Shevat 5778 | ‎24/01/2018

Scroll to top

Top

“Un amor al alba” de E. Barillé, con Alicia Perris

“Un amor al alba” de E. Barillé, con Alicia Perris


EL MARCAPÁGINAS – Elisabeth Barillé, escritora francesa con abuelo materno ruso, glosó el amoroso encuentro- breve necesariamente- para la Editorial Grasset de la capital francesa, entre estos dos seres incandescentes, que apuraron la copa hasta el final, cada uno a su manera. Y en medio del torbellino de sus vidas, el éxtasis y luego, la nostalgia y la memoria. Es casi una novela. El instante donde le “malaise de vivre”, el malestar vital, el spleen, envaina su espada. Un momento de felicidad y de plenitud, una pasión con límites difusos, efervescente. La violencia del sentimiento compartido, a ellos dos los ha convertido en héroes.
Paisajes del amor que se mueven todo el tiempo como enormes espejos deformantes, tumultuosas geografías sin retorno, inestables y frágiles como una fuerza destructora, sin límites. Esa es la historia que Barillé reanima y recupera, entre sombras.
Todo comienza en una sala de subastas parisina, Christie´s, el 14 de junio de 2010, con una escultura firmada por Modigliani: la autora cree reconocer en ella el rostro singular de la poetisa rusa Anna Akhmatova. Y a continuación investiga. Gracias a los indicios que va recogiendo – cartas, poemas, diarios íntimos, fotografías, dibujos- recupera la comunión de estos dos artistas en 1910. Anna es una joven casada, Amedeo un hombre libre, hasta donde puede serlo un eterno enamorado del amor.
Elisabeth Barillé nos ofrece la resurrección de dos figuras en el despertar de su destino, dos creadores en plena madurez, que se aman en un francés torpe y navegan entre dos países y dos ambientes: el Montparnasse de los comienzos del cubismo y los poetas dandies de la “Torre” de Ivanov en San Petersburgo.
Como escribe el conocidísimo periodista galo Bernard Pivot, en El periódico del domingo del 9 de marzo de 2014, “La escritura de Elisabeth Barillé es una maravilla. Por momentos realista, a veces romántica, febril y rápida” y Dominique Bona, en Versión Femina, opinó: “Es un libro de la memoria que se escribe bajo nuestros ojos. En él todo está vivo, es real y cálido”.
Publicado en 2014, llega un poco tarde a las librerías especializadas en obra extranjera de Madrid, tanto, que la diligente editorial argentina El Ateneo, ya ha publicado su traducción al español el año pasado, claro.
Nosotros recuperamos ahora esta historia para El Marcapáginas en Radio Sefarad, que lo disfruten.
A.Perris