Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎20 Nisan 5779 | ‎25/04/2019

Scroll to top

Top

“Helena Rubinstein, la aventura de la belleza”, una exposición en el museo de arte e historia del judaísmo (MAHJ) de París

“Helena Rubinstein, la aventura de la belleza”, una exposición en el museo de arte e historia del judaísmo (MAHJ) de París

EL MICRÓFONO DE ALICIA PERRIS – Por primera vez en Francia, el MAHJ (Museo de Arte e Historia del Judaísmo de París), consagra una muestra a Helena Rubinstein (1872-1965). Más de 300 documentos, objetos, ropa, fotos, grabados, pinturas, esculturas, tapicerías – y sobre todo obras de Marc Chagall, Michel Kikoïne, Sarah Lipska, Louis-Marcoussis, Elie Nadelman o Maurice Utrillo, provenientes de su célebre colección personal- trazan el recorrido de esta mujer a la que Jean Cocteau llamó “La emperatriz de la belleza”.
Nacida en Cracovia al final del siglo XIX, en una modesta familia judía ortodoxa, Helena Rubinstein, fundadora de un imperio al cual le dio su nombre, reinventó la cultura de la belleza, adaptándola a la modernidad. Visionaria, puso la ciencia al servicio de la cosmética desde la creación de su primer instituto, en Melbourne, en 1902. Fue una precursora y como tal, enseñó a las mujeres a cuidarse, teniendo en cuenta que la belleza, “ese nuevo poder”, les podía traer la emancipación. Fue una mujer de vanguardia que se dedicó a coleccionar muy pronto diversas artes y especialmente la pintura, posando para Raoul Dufy, Salvador Dalí o Marie Laurencin. Se viste en los mejores modistos de su tiempo, como Poiret, Balenciaga, Chanel, Dior, vive entre Nueva York, Londres y París, una ciudad que le gusta mucho. Es en la capital de Francia que vio la luz su destacada y ecléctica colección de arte, que incluye desde pintores de la Escuela de París, hasta Pablo Picasso, pasando de Fernand Léger a Braque. Es también en París que nace su amistad con varios artistas para quienes será una mecenas entregada. Apasionada por la arquitectura y las artes decorativas, es también la representante de salones de belleza y de inmuebles para arquitectos del movimiento moderno.
La muestra “Helena Rubinstein, la aventura de la belleza” (que tiene lugar del 20 de marzo al 25 de agosto de 2109) relata las etapas de la vida de esta mujer excepcional en las ciudades que la marcaron: Cracovia, Viena, Melbourne, Londres, París, Nueva York y Tel Aviv. Una primera versión de este proyecto fue presentado en el Museo Judío de Viena (del 18 de octubre de 2017 al 6 de mayo de 2018), al mando de Iris Meder, y Danielle Spera, directora de este museo vienés. En esta ocasión en París, en el MAHJ, las responsables son Michèle Fitoussi, (autora de “H.R., la femme qui inventa la beauté”, Paris, Grasset, 2010 ) y su adjunta, Dorota Sniezek. La escenografía es de Loretta Gaitis, arquitecta-escenógrafa, e Irène Charrat, escenógrafa. Grafismo de Angnès Rousseaux y Bernard Lagacé. El MAHJ organiza además de la muestra como es habitual, un gran número de actividades, como visitas guiadas, conferencias, encuentros, paseos fuera de los muros o ateliers para familias y jóvenes. Hay también un catálogo de la muestra y bibliografía disponible, una mediateca y una librería. Aprovechamos para recordar también que el MAHJ celebra su vigésimo aniversario, ya que abría sus puertas en 1998 en el prestigioso marco del hotel de Saint-Aignan, en el corazón del barrio del Marais, en París.
Alicia Perris