Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎1 Iyyar 5777 | ‎27/04/2017

Scroll to top

Top

“La luz de Elna”, con Ana S. Magallón

EL CELULOIDE ELEGIDO – “”Mi madre me dio la vida, la maternidad me dio la leche, y Elisabeth Eidenbenz, la fe en la humanidad””. Serge Barba. La luz de Elna, una película para televisión de Distinto Films narra la proeza de Elisabeth Eidenbenz, que fundó durante la posguerra una maternidad para acoger a las mujeres embarazadas de los campos de Argelès, Saint-Cyprien y Rivesaltes, en Francia, donde la mortalidad infantil era del 95%.

“La Maternidad de Elna fue una isla de paz en un océano de destrucción”. (Elisabeth Eidenbenz)

Ana S. Magallón, co-guionista de La luz de Elna nos presenta esta película que reivindica la figura de Elisabeth Eidenbez, que nos recuerda que existen en la actualidad miles de madres bebés y niños necesitados de ayuda y que quiere servir también de alerta -sobre todo para los más jóvenes, nos dice Magallón- a la hora de luchar para que estas tragedias humanitarias no se repitan. Presentada en TV3, CanalSur y en el Festival de cine de Málaga La luz de Elna nos sitúa frente a cuestiones como -apunta su co-guionista- “¿qué hay que hacer ante el horror?”.

Eidenbenz fundó la Maternidad de Elna en 1939 para ayudar a las mujeres refugiadas en los campos del sur de Francia a ser madres en condiciones dignas. Su historia es la que relata “La luz de Elna”, una producción internacional que conecta con la actualidad de miles de personas que huyen de la guerra. En esos campos fueron concentraron en un primer momento los exiliados de la Guerra Civil española, y más tarde se les sumaron los judíos que huían de la persecución nazi, así como los comunistas y miembros de minorías étnicas como los gitanos.

El valor de la película se incrementa al haberse iniciado una campaña de concienciación conjunta con Cruz Roja en paralelo a la promoción de “La luz de Elna”. Se trata de la iniciativa “Demos luz”, que quiere concienciar de que hoy en día hay millares de mujeres e infantes en situaciones parecidas a las que vivían las mujeres refugiadas de los años 40, solo que ahora no están en Francia, sino en Grecia u otros países donde se han abierto campos de refugiados.

La película, dirigida por Sílvia Quer, con guión también de Margarita Melgar, se sitúa en uno de los momentos críticos de la historia del recinto, en 1942, cuando las autoridades del gobierno colaboracionista de Vichy deciden cerrar la Maternidad de Elna. Elisabeth Eidenbenz y Victoria, una madre catalana exiliada interpretada por Nausicaa Bonnín, trazan entonces un plan para conseguir pruebas de las condiciones inhumanas de los campos y presionar con ellas a quienes pretenden cerrar el centro.
También aparecen en la historia Maya (Blanca Romero), una madre judía; Aurora (Nora Navas), a quien Eidenbenz protege pese a que su hija nace muerta, y Carmen (Natalia de Molina), un personaje clave en el tramo final de la historia.El reparto lo completan Pere Ponce, Isak Férriz, Pep Anton Muñoz y las actrices internacionales Marie Fontannaz, Stephanie Schneider y Marie-Christine Friedrich.