Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎21 Av 5781 | ‎30/07/2021

Scroll to top

Top

“El espíritu del tiempo”, de Martí Domínguez

“El espíritu del tiempo”, de Martí Domínguez

CARTAS DE BABEL – “El espíritu del tiempo” de Martí Dominguez es una sorprendente narración de gran calidad literaria y profunda reflexión ética.

Esta novela transcurre al final de la Segunda Guerra Mundial y relata (basándose en el esqueleto de la biografía de Konrad Lorentz) la historia de un médico austríaco que puso al servicio del nacionalsocialismo, sus investigaciones sobre el comportamiento animal, convirtiéndose en puntal de la Eugenesia racial nazi. Cuenta (en primera persona) cómo, después de ser capturado por el Ejercito ruso en el Frente del Este, es obligado a escribir sus recuerdos de lo que fue su vida al servicio del III Reich.

Martí Domínguez nació en Madrid en 1966. Es doctor en Biología y Profesor de Periodismo de la Universidad de Valencia. Escritor, ensayista y divulgador científico, ha sido galardonado con distintos Premios. A destacar el de la mejor novela del 2020 otorgado por el Gremio de Libreros Valenciano para “El espíritu del tiempo “.

“El espíritu del tiempo”, escrito en valenciano y traducido por el propio autor al castellano, describe la participación activa del protagonista en el proyecto Lebensborg, programa de reproducción selectiva creado por Himmler para la mejora de la raza superior aria, gracias a utilizar a mujeres “aptas “para ser inseminadas por los oficiales de las SS.

Domínguez cuenta que “se sintió motivado a escribir esta novela ante la sorpresa que le supuso, constatar hasta dónde puede llegar una ciencia sin conciencia, en el caso del protagonista de esta obra, llegando a la conclusión de que el conocimiento y la cultura no son suficientes para mejorar al ser humano”. Muchos científicos más, colaboradores en el Holocausto, retornaron impunemente a su vida académica y profesional, sin sentimiento de culpa alguno y sin pedir nunca perdón, amparándose en que la responsabilidad fue “del espíritu del tiempo “.

Texto y locución: Concha Gómez y Carlos Álvarez Vara