Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎16 Tammuz 5779 | ‎18/07/2019

Scroll to top

Top

Honrar y recordar… por la vida

Honrar y recordar… por la vida


DESDE GRECIA, AKÍ SALÓNIKA, CON ÁNGELA MARÍA ARBELÁEZ – Desde Grecia Akí, Salonika* se realiza en memoria de Sabby Cohen Z”L (1903 – 1944 Monastir, Salónica, Auschwitz), mártir de la Shoá. Recuerda el sufrimiento y honra la vida de su amada esposa Germain (Ζermain) – Matalón – (1910), Salónica.

Foto de cabecera: apertura de los actos conmemorativos para el Día de la Recordación de la Shoá y el Heroísmo (Yad Vashem, Jerusalén, 27-4- 2014).
Foto de cierre: Oskar Florentin (Salónica, 1922) Hijo de Jakov y Matilda (Modiano) Florentín. Superviviente de los campos de la muerte. 2010

Discurso del Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu. Traducción informal del inglés: A. Mª Arbeláez

¨La última vez que visité Yad Vashem acompañaba al Primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, un gran amigo de Israel y el pueblo judío. Caminamos a través de las salas de exposición que presentan documentación desgarradora sobre la destrucción del judaísmo europeo. Hoy, en mi oficina, me encontré con Fela, una persona de 82 años de edad, sobreviviente del Holocausto. Era importante para ella hablarme en este día de sus recuerdos como una niña de siete años que se vio obligada a abandonar a su hermana de dos años. Esos recuerdos están siempre con ella. Y me dijo: “no me acuerdo de lo que pasó ayer o anteayer (…), pero me acuerdo de los ojos tristes, llenos de lágrimas, de mi hermana de dos años de edad, a quien yo dejé atrás para morir”.

Conocí a Shalom, un sobreviviente del Holocausto de 89 años de edad, quien me contó cómo él, a los 13 años dejó su casa en Mila 18 en el gueto de Varsovia. Las condiciones en el gueto se fueron deteriorando. Así que, siendo un muchacho joven, decidió irse. Me dijo: “mi madre se opuso y se lamentó, pero mi padre guardó silencio. Se levantó, puso sus manos sobre mi cabeza, me bendijo y me dijo que me salvara”.

Todas las salas de exposiciones de acá están colmadas de historias desgarradoras. Cuando salimos de Yad Vashem le dije al Primer Ministro de Canadá que mi deber supremo como Primer Ministro de Israel es asegurarme de que no habrá más memoriales como éste, que nunca habrá otro Holocausto (…). He dicho aquí muchas veces que debemos identificar una amenaza potencial a tiempo, y tomar medidas en contra de ella cuando aún no es tarde (…). Esta noche, en la víspera del Día del Recuerdo del Holocausto, me pregunto: ¿por qué en los años anteriores al Holocausto la inmensa mayoría de los líderes judíos y mundiales no lograron detectar el peligro a tiempo? Si miramos hacia atrás, todas las señales de alerta estaban allí: el fortalecimiento del régimen nazi año tras año; la horrible propaganda antisemita que se hizo más fuerte con el paso de los meses; y los ataques asesinos contra judíos que se iniciaron como a borbotones y se convirtieron en una ola gigante.

Mirando hacia atrás, una línea directa conecta las leyes raciales y las cámaras de gas. Durante la década de 1930, cuando los nazis estaban ganando fuerza, el trauma de la Primera Guerra Mundial todavía estaba fresco. Veinte años antes, la gente de Occidente experimentó una terrible guerra de trincheras que se cobró la vida de 16 millones de personas. Los líderes de Occidente, por tanto, funcionaron sobre la base de un axioma: evitar otra confrontación a toda costa. De este modo se sentaron las bases para la guerra más terrible de la historia. Este axioma de evitar el conflicto a toda costa fue adoptado no sólo por los líderes. Fue compartido también por los pueblos mismos y sobre todo por las elites culturales.

En 1933, por ejemplo, el año en que Hitler llegó al poder, se celebró una de estudiantes de la Universidad de Oxford, una institución que produjo generaciones de líderes británicos. Tras un acalorado debate, los estudiantes votaron a favor de una resolución declarando que “en ningún caso lucharían por su rey y la patria”. Esta resolución fue aprobada por una abrumadora mayoría, apenas diez días después de que Hitler ingresara en el despacho del Canciller en Alemania. El mensaje resonó en Berlín. Este ejemplo ilustra la débil respuesta de Occidente al ascenso del nazismo .Mes tras mes, año tras año, en Londres, París y Washington se recibían más y más informaciones sobre las capacidades e intenciones nazis. Poco a poco la imagen de la situación fue visible para todos. Pero ellos tenían ojos y no veían, tenían oídos pero no podían oír.

(…) La Segunda Guerra Mundial arrebató la vida, no de 16 millones de personas, el número horrible de víctimas durante la Primera Guerra Mundial, sino de 60 millones, incluyendo un tercio de nuestro pueblo, que fueron asesinados por la bestia nazi. Ciudadanos de Israel, mis hermanos y hermanas: ¿ha aprendido el mundo de los errores del pasado? (…) Hoy en día, tenemos un estado judío soberano. Como Primer Ministro de Israel, me atrevo a decir la verdad al mundo, incluso cuando nos enfrentamos a ojos ciegos y oídos sordos. No sólo es mi derecho, es mi deber. Yo siempre soy consciente de este deber, nunca tanto como en este día, en este lugar.

En vísperas del Holocausto, algunos judíos evitaron hablar ante las naciones del mundo por temor a que la lucha contra el nazismo se convertiría en “un problema judío”. Otros creían que si ellos guardaban silencio el peligro pasaría. Guardaron silencio, y ocurrió el desastre.

Hoy en día, no tenemos miedo de decir la verdad a los líderes mundiales, tal como está escrito en la Biblia, “hablaré de tus testimonios delante de los reyes, y no me avergonzaré… escucha, porque diré la verdad. (…) Este poder se basa en la valentía y el ingenio de los soldados de las FDI y los hombres y mujeres de nuestras fuerzas de seguridad. Este es el poder que nos ha permitido, a pesar de todo, construir el Estado de Israel.

Miren los destacados logros que hemos alcanzado en los 66 años de nuestra independencia. Todos nosotros -científicos, escritores, profesores, médicos, empresarios, empleados, artistas, agricultores-, todo el pueblo de Israel, cada uno en su propio campo – juntos hemos construido un estado glorioso. El espíritu del pueblo de Israel es sublime, nuestros logros tremendos. Siete décadas después de la destrucción del Holocausto, el Estado de Israel es una de las maravillas del mundo. En este día, en nombre del pueblo judío, le digo a todos los que querían destruirnos y a todos aquellos que aún buscan hacerlo: habéis fracasado y volveréis a fracasar. El Estado de Israel es más fuerte que nunca. Es un estado que busca la paz con todos sus vecinos y que late con una voluntad de hierro para asegurar el futuro de nuestro pueblo”.

El primer ministro finalizó su discurso con la cita bíblica:”La gente va a surgir como un cachorro de león y va alzarse como un león … y Judea habitarán con seguridad” . (Números 23:24 ; Jeremías 23:06).[HEB] [ESP]

“Eli, Eli” de Hannah Szenes (1921 – 1944). Interpeta María Francisca Rocca Arbeláez, alumna de la Academia de Música y Danza de Jerusalén (JAMD) [ΗΕΒ]

Interfaith Intercultural Dialogue Group* (Encounters) under one sky. Award Marca Colombia 100 Colombianos 2012-Angela Mª Arbeláez

Oskar Amarbaelaez 2010