Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎8 Kislev 5780 | ‎06/12/2019

Scroll to top

Top

Mauthausen, la voz de mi abuelo, con Inma González y Pilar G. Almansa

EL TELÓN Y LA ESTRELLA – “Yo llegué a Mauthausen la noche del sábado 30 de noviembre del 40”. Así comienza MAUTHAUSEN, la voz de mi abuelo, una obra en la que desde la empatía y la sensibilidad y huyendo de maniqueísmos, Inma González nos cuenta la historia de su abuelo Manuel.

“Y no sólo se morían en las cámaras de gas, también se moría de cansancio… y de pena”. Manuel  Díaz sobrevivió a Mauthausen y dejó grabadas unas cintas narrando su experiencia. Un testimonio -sin odio, desde lo cotidiano, absolutamente humano-que es la base del magnífico montaje teatral creado por Inma González y Pilar G. Almansa, emocionadas con la respuesta de los estudiantes de secundaria que las han escuchado, del público que abarrota los domingos Nave 73. Les dan las gracias. Nosotros también.

MAUTHAUSEN. La voz de mi abuelo quiere transmitir el testimonio real de un protagonista de nuestra historia reciente, a partir de los recuerdos grabados directamente por él mismo antes de morir, a los que da vida Inma González, su propia nieta.

Manuel cuenta su huida de España tras la sublevación de Franco y el periplo que le llevó recorriendo Europa hasta el campo de concentración de Mauthausen, en el que estuvo desde 1940 hasta la liberación del mismo al final de la guerra por parte del ejército estadounidense.

Su huida a nado de La Línea de la Concepción a Gibraltar, su paso por el ejército republicano, la dura estancia en el campo de refugiados de Argelés (Francia), cómo fue apresado por el ejército nazi, su llegada a Mauthausen, el trabajo en las canteras, el campo de exterminio de Gusen, los partidos de fútbol, cómo sacaron los negativos de Francisco Boix del campo, la comida llena de gusanos, los piojos, el frío, el recuento, los andrajos, las muertes por agotamiento, las ejecuciones… Manuel relata con la calma y la sencillez del que ha presenciado la atrocidad. Sin alharacas. Sin dramatismos. Sin concesiones.

Pero, por encima de todo, MAUTHAUSEN. La voz de mi abuelo es un canto a la vida, a la fortaleza del ser humano, a la solidaridad y al humor como una estrategia, literalmente, de supervivencia.

Domingo 13, 20 y 27 de enero
Domingo 3, 10, 17 y 24 de febrero
Hora: 19:00h