Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎19 Tishri 5780 | ‎18/10/2019

Scroll to top

Top

“El año que mis padres se fueron de vacaciones” (2006), de Cao Hamburger (Brasil)

FILMOTECA, CON DANIELA ROSENFELD – Reparto: Michel Joelsas, Germano Haiut, Paulo Autran, Simone Spoladore, Eduardo Moreira, Caio Blat, Daniela Piepszyk, Liliana Castro, Rodrigo dos Santos.

En 1970, Brasil y el resto del mundo están revolucionados, pero lo mas importante para Mauro, un niño de 12 años, tiene poco o nada que ver con las dictaduras militares en Sudamérica o con la guerra de Vietnam. Su mayor sueño es ver como Brasil gana por tercera vez el mundial de fútbol. Sus padres, militantes de izquierda, se ven obligados a dejar a Mauro con su abuelo para huir de la represión de los militares que habían tomado el poder en 1964. Pero algo inesperado le ha ocurrido a su abuelo y el joven es abandonado a su suerte sin poder informar a sus padres. Es finalmente Shlomo, un viejo judío solitario y empleado de la sinagoga local vecino de su abuelo, el que se encarga de él. Esta inesperada convivencia se convierte para ambos en una suerte de exploración de mundos desconocidos.
Mientras espera la llamada de sus padres, Mauro aprende a enfrentarse cada día a una realidad que muchas veces resulta muy dura y dolorosa, pero que tiene sus momentos de felicidad y juegos. Se encuentra solo y repite de alguna manera la aventura de sus abuelos, inmigrantes judíos, sobreviviendo en un nuevo mundo. Mauro conoce no sólo a Shlomo, sino también a la irreverente Hanna, un poco mayor que él, con un enorme talento para las apuestas y los negocios. A Irene, el amor platónico de todos los niños del barrio; al rabino, un fanático del Corinthians; a Ítalo, hijo de un italiano involucrado en los movimientos estudiantiles; a Edgar, el delantero del equipo de fútbol local… Con sus nuevos amigos, Mauro comparte, entre otras muchas cosas, su pasión por el fútbol, sus primeros descubrimientos sexuales y su deseo de recuperar la felicidad arrasada por la dictadura.
De forma sutil y a veces divertida, la aventura de Mauro se fusiona con la de sus ancestros, creando un espejo poético que refleja situaciones de persecución, exilio y adaptación. En este retrato de la trayectoria de Mauro y la historia de su familia, sus padres y sus abuelos, el guión mezcla de forma original distintas tramas que componen el trasfondo de la película. Nos muestra por una parte, la gran presencia de inmigrantes extranjeros en São Paulo, que le confiere su diversidad étnica y cultural, representada en el escenario del distrito de Bom Retiro de los 70, donde conviven inmigrantes de distintos orígenes étnicos, religiosos y políticos, como italianos, griegos, negros y, sobre todo, judíos. Por otra parte, la película muestra los mejores momentos del mundial de fútbol del 70, en el que Brasil ganó por tercera vez. Y, para completar el complejo escenario, la opresión y la violencia de uno de los momentos más intensos del régimen militar.

El director, Cao Hamburger construye un retrato emocional de una sociedad, eludiendo el panfleto político, y desde el punto de vista de un niño. “El año que mis padres se fueron de vacaciones retrata una nueva realidad experimentada por un preadolescente que de repente se ve forzado a utilizar su ingenio para sobreponerse a los obstáculos que la vida coloca en su camino y, más aún, para acostumbrarse a la vida sin sus padres, en una comunidad judía, en un escenario como Brasil, en el que el fútbol es un componente cultural. Es una película sobre el exilio. Sobre las distintas formas de exilio, sobre cómo Mauro aprende que la vida es transitoria, a convivir con otros y a sobrevivir”. La idea de la película surgió cuando Hamburger vivía en Londres y trabajaba en Ragdoll Productions, productora de programas infantiles como los Teletubbies. “Además, a pesar de que la película no sea sobre fútbol, este es utilizado como uno de los trasfondos, y quería tratar el tema de la selección del mundial de 1970 y el mito en el que se ha convertido. Para darte una idea, cualquier taxista inglés mayor de 50 años recuerda esa alineación de memoria. También quería ayudar a eliminar prejuicios, estereotipos e ideas falsas que los extranjeros tienen sobre Brasil. Todo esto se juntó y me inspiró para intentar contar una historia en la que pudiera tratar estos temas”
Hamburger, como Mauro (el protagonista del film) también vio como sus padres eran detenidos durante la dictadura militar, su padre es judío y su madre católica, y fue delantero cuando era joven. Tras varios premios obtenidos en diferentes festivales, El año que mis padres se fueron de vacaciones fue la película seleccionada por Brasil para optar al Oscar como mejor film de habla no inglesa.