Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎25 Av 5779 | ‎26/08/2019

Scroll to top

Top

“El mundo según Barney (Barney’s Version)” (2010), de Richard J. Lewis (Canadá – Italia)

“El mundo según  Barney (Barney’s Version)” (2010), de Richard J. Lewis (Canadá – Italia)

FILMOTECA, CON DANIELA ROSENFELD –

Guión: Michael Konyves; a partir de la novela de Mordecai Richler La versión de Barney. Reparto: Paul Giamatti (Barney Panofsky), Dustin Hoffman (Izzy Panofsky), Rosamund Pike (Miriam), Minnie Driver (la segunda Sra. P.), Rachelle Lefevre (Clara), Scott Speedman (Boogie), Bruce Greenwood (Blair), Macha Grenon (Solange), Jake Hoffman (Michael Panofsky). Premios: Globo de Oro al Mejor Actor de Comedia (Paul Giamatti ). Premio Leoncino d’Oro del Festival de Venecia. Premio TCM del público Festival de San Sebastián. Directors Guild of Canada: Mejor Dirección, Mejor Película, Mejor diseño de Producción.

El mundo según Barney es la historia de un hombre aparentemente corriente que tiene una vida extraordinaria. El relato de Barney Panofsky recorre cuatro décadas y dos continentes. Barney es un veterano productor de televisión, bebedor empedernido y fanático del hockey que empieza a recordar su vida cuando su peor enemigo publica un libro que relata una parte oscura de su pasado: la desaparición de Boggie, su mejor amigo. Se trata de un posible crimen del que Barney es el principal sospechoso.
Siguiendo el hilo de sus recuerdos, Barney va desgranando su vida aparentemente corriente. El film cuenta en clave tragicómica las luces y las sombras, infortunios y éxitos, que se han ido sucediendo a lo largo de cuarenta años en la existencia de un vividor marcado por la relación con un padre estricto, policía, judío, y con un amigo problemático; su impresentable “saber no estar” en las ocasiones importantes de la vida o sus constantes fracasos amorosos, a través de tres matrimonios. El primero con Clara, un ser libre e indudablemente infiel con quien Barney vive un breve matrimonio en Roma. El segundo con la Sra. P, una princesa judía riquísima que no hace más que ir de compras y hablar, sin darse cuenta de que Barney no la escucha. Y Miriam, su tercera esposa, madre de sus dos hijos y el amor de su vida, a la que Barney conoce y empieza a perseguir en su ostentosa segunda boda. Dado que su memoria empieza a fallar y tiene la mala costumbre de emborracharse hasta perder el sentido en los momentos clave, Barney nos lleva con paso inseguro por el camino de los recuerdos, no sólo para explicar su vida a los demás, sino para explicársela a sí mismo.
La obra de Mordecai Richler (1931-2001), que incluye diez novelas, nueve colecciones de ensayos, tres cuentos infantiles y dos libros de viajes, una colección de historias cortas y más de media docena de guiones cinematográficos, constituye uno de los legados literarios más importantes de la literatura canadiense. El mundo según Barney, la adaptación al cine de su última y posiblemente la mejor de sus novelas, es uno de los contados casos en que una adaptación cinematográfica hace justicia al original. Desde el principio, Robert Lantos (productor del filme) y Mordecai Richler tuvieron en cuenta las dificultades a las que se enfrentaban. Richler escribió dos versiones del guión antes de fallecer; el productor posteriormente rechazó numerosas versiones de otros guionistas hasta que varios años más tarde, Michael Konyves le presentó una versión que conseguía transformar en imágenes la novela de Richler. Igual que el productor y el director, el guionista también estaba obsesionado con la novela: “Es parte de la ciudad. No se puede ser de Montreal, haber crecido en el barrio que él describe, sin conocer a Mordecai Richler”. El libro está dividido en tres partes, cada una correspondiente a una esposa. La película sigue el mismo esquema, pero la primera esposa, Clara, y la segunda, la Sra. P., cuyo nombre nunca se conoce, han sido resumidas. Al contrario, otros personajes como Izzy Panofsky, el padre de Barney, han sido reforzados. Varios personajes de menor importancia han sido eliminados, condensados o fusionados. La familia de Mordecai Richler participó en la producción; varios miembros aparecen como figurantes en la escena de la boda en los jardines del Ritz.
La película comienza con un flashback: el detonante es un encuentro casual con su mayor enemigo, y se remonta hacia la juventud de Barney en Italia junto a sus amigos artistas. La energía positiva y optimismo de su juventud contrasta con la versión actual de un hombre peleado con la vida. Más allá de su trabajo como guionista y de su secreta admiración por Boogie, aspirante a escritor, alcohólico y mujeriego, el protagonista busca desesperadamente el amor de una mujer. Barney es un hombre que vive para conseguir lo que quiere, maniobrando, y poniéndose siempre en primera línea. No ha nacido con muchas cualidades, pero es lo suficientemente astuto como para suplantar sus carencias con inteligencia.
Se trata de una “película de autor” inteligente, llena de observaciones y detalles ingeniosos, que consigue captar y describir perfectamente los estados emocionales de los personajes, sobre todo del personaje que interpreta Giamatti, en una gran actuación: un hombre profundamente imperfecto, a veces normal y siempre fascinante. El director Richard J. Lewis estructura muy bien esta red de sentimientos y estados de ánimo.