Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎20 Av 5782 | ‎17/08/2022

Scroll to top

Top

El retorno a Israel y la creación de su Estado (13ª parte): los protagonistas olvidados (I)

El retorno a Israel y la creación de su Estado (13ª parte): los protagonistas olvidados (I)

MILÍM: LA HISTORIA DE LAS DIÁSPORAS, CON ALICIA BENMERGUI – Boris Schatz (1866 – 1932) nació en una familia religiosa de Lituania. A su debido tiempo fue enviado a Vilnius para estudiar en una yeshivá. Allí rompió con su educación tradicional religiosa para dedicarse a los estudios de arte. En 1889 fue a París y se formó como escultor y pintor en un estilo académico tradicional. Mientras estaba en la capital francesa, comenzó a lograr reconocimiento por su trabajo. Por invitación del príncipe Fernando se mudó a Bulgaria en 1895 donde se desempeñó como escultor de la corte y allí fundó la Real Academia de Arte en Sofía. Schatz conoció a Herzl y se convirtió en un ardiente sionista. En el Congreso Sionista de 1905 propuso la idea de la fundación de una escuela de arte en el yishuv, y en 1906 se mudó a Israel y fundó la Escuela de Arte Bezalel en Jerusalén. Bezalel, que era una escuela tanto de artesanía como de artes gráficas, tuvo éxito muy rápidamente. Schatz agregó un pequeño museo a la escuela, que fue la base del Museo Bezalel y más tarde del Museo de Israel. Schatz organizó exposiciones de obras de Bezalel en Europa y Estados Unidos y fue la primera ocasión en que se exhibieron obras de Israel en el extranjero. Durante la Primera Guerra Mundial, la escuela fue cerrada por los turcos y, a pesar de su reapertura después de la contienda, sufrió importantes dificultades financieras. Schatz murió en Denver, Colorado, en 1932, en un viaje de recaudación de fondos para la escuela. Su trabajo estuvo muy influido por su formación tradicional en Europa, aunque después de su participación en el sionismo sus seguidores eran principalmente judíos. Como escuela, Bezalel se esforzó por fomentar en sus estudiantes un estilo nacional de arte, dibujando tanto con técnicas europeas como con formas de arte de Medio Oriente. Al mismo tiempo, su filosofía era tradicional y Schatz encontró mucha resistencia por parte de los estudiantes que se sintieron atraídos por los estilos modernistas. Al final, fueron ellos quienes forjaron el camino para un arte israelí.

Bezalel fue fundada en 1906 con el nombre de Escuela de Artes y Oficios, lleva el nombre del artista a cargo de la construcción del Tabernáculo, Bezalel ben Uri (Éxodo 31:1–5, 35:30–32). Su fundador, Schatz, que tenía una visión utópica, creía que los estudiantes podrían ayudar a construir un Tercer Templo en Jerusalén. Desde un principio el instituto contó con tres divisiones: una escuela de pintura, talleres y el Museo Bezalel. En 1908, cuando la escuela se mudó a un nuevo local, ya enseñaba 30 oficios diferentes, como platería, tejido, tallado en madera, incrustaciones de marfil, etc. Las obras de arte creadas en los talleres fueron exhibidas por Schatz en Europa y Nueva York como medio para obtener apoyo financiero. El estilo Bezalel en la artesanía fue una combinación de Art Nouveau, estilo oriental y el movimiento Art and Crafts. La mayoría de los objetos eran artefactos judaicos que utilizaban imágenes de la tradición judía, de la Biblia y de la ideología sionista. Factores mayoritariamente económicos causaron el cierre del instituto Bezalel en 1929. Los principales opositores a su estilo fueron un grupo de jóvenes artistas de Tel Aviv que deseaban una conexión con estilos de arte occidentales modernos como el expresionismo, el primitivismo y el cubismo. Maestros de influencia alemana fundaron el Nuevo Bezalel en 1935, y fue dirigido con ese espíritu por Josef Budko, Erich Mendelson y Mordejai Ardon. En ese momento se hizo dominante la influencia del modernismo y la estética de la Bauhaus. Desde la década de 1970, Bezalel ha sido el principal instituto de bellas artes y diseño de Israel.