Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎18 Shevat 5782 | ‎20/01/2022

Scroll to top

Top

Tras los pasos de los sefardíes en el Brasil Colonial

Tras los pasos de los sefardíes en el Brasil Colonial

LOS PASOS DE SEFARAD EN EL NUEVO MUNDO, CON DAVID ROSENTHAL – Probablemente en agradecimiento a su ecuanimidad y a su mano protectora en momentos tan difíciles, los dirigentes de la comunidad judía del Brasil holandés hicieron llegar al conde Johan Maurits van Nassau una nota en nombre de la “nación judía”, a fines de 1641, en la que enaltecen su “agradable, prudente, feliz y sabio gobierno” y le ofrecen, en caso de continuar en su puesto, la suma de tres mil florines anuales. Desde Holanda, sin embargo, llegó en septiembre de 1643, la notificación por parte de los “Estados Generales” de remover definitivamente de su cargo a Johan Maurits van Nassau, quien abandonó Recife el 22 de mayo de 1644. Para los judíos residentes en esta colonia holandesa, los siete años de administración del conde van Nassau habían significado una vida relativamente tranquila; durante este tiempo no sólo había crecido el número de sus correligionarios, también se había logrado desarrollar una vida comunitaria, religiosa y económica sin mayores obstáculos, llegando a poseer sinagogas y cementerios propios y a contar con la asistencia espiritual de un destacado rabino, el jajam Aboab da Fonseca, fuera de un cierto número de funcionarios indispensables para garantizar el buen funcionamiento de la vida judía en el Brasil holandés.