Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎29 Tishri 5778 | ‎19/10/2017

Scroll to top

Top

“Steel Toes (Pies de Acero)” (2006), de David Gow y Mak Adam (Canadá)

FILMOTECA, CON DANIELA ROSENFELD – Guión: David Gow. Reparto: David Strathairn, Andrew Walker, Marina Orsini, Ivan Smith.

Este drama judicial, basado en una obra de teatro de David Gow, se desarrolla en Montreal (Canadá), y es esencialmente una película basada en dos personajes masculinos. Mike Downey un joven veinteañero perteneciente a un grupo de supremacía blanca (cabezas rapadas) que esta a punto de ser juzgado por un crimen racial que él mismo admite haber cometido y por el que se enfrenta a una sentencia de 25 años en una celda de aislamiento. Y Danny Dunkleman, un abogado judío liberal y humanista de mediana edad al que se le asigna representar de oficio a Mike en el juicio. Mike y Danny son polos opuestos y resulta muy difícil imaginar que puedan llegar a trabajar juntos para elaborar la defensa de Mike. En su primer encuentro en la cárcel, Mike llega a la conclusión que tener un abogado judío, en lo que él define como una conspiración judía, puede serle muy útil. Por su parte, Danny ve un pequeño atisbo de inteligencia en Mike por lo que le resulta difícil aceptar que el asesinato del que se le acusa sea un acto frío y premeditado. Los dos hombres se ven forzados a entenderse de alguna manera. Si bien todo parece perdido y la sentencia está clara, finalmente Danny, el abogado, encuentra una pequeña prueba exculpatoria que desafía su creciente odio y resentimiento hacía Mike. El abogado entrega a su defendido esta prueba junto con el sumario completo de su caso y le reta a que construya él mismo el argumento y las bases de su defensa. A medida que el argumento se va desarrollando, ambos personajes se enfrentan a su propia consciencia y a ninguno de los dos les gusta demasiado lo que ven.

Para Danny, judío liberal, el comportamiento humano debe basarse en la tolerancia, la bondad y la compasión, e intenta desesperadamente encontrar compasión hacía el asesino de una víctima inocente al que debe defender. Este enfrentamiento con sus propias convicciones finalmente le conducirá a un gran éxito profesional mientras su vida privada se derrumba. Por otro lado, Mike responde a un sólido adoctrinamiento racista y cree firmemente que Danny pertenece a una raza inferior. Sin embargo, estas convicciones se tambalean cuando debe asumir que la única persona que le está ayudando, le escucha y se preocupa realmente por él resulta que es uno de aquellos que de acuerdo a su ideología es su enemigo y la representación del diablo. Mike deberá aceptar las consecuencias de haber matado a otro ser humano en un arrebato de odio y decidir cuál será su papel en la sociedad y los pasos necesarios para pagar su crimen. Ambos deberán enfrentarse a sus errores, ambos sufrirán profundos cambios. Ambos ganan y pierden.

La primera escena de la película ya nos muestra sin reparos el horrible crimen cometido por Mike, la forma inhumana y salvaje en la que golpea con sus botas de puntera de acero al cocinero indio. A partir de aquí la película se centra en el magnifico duelo actoral de sus protagonistas que llevan en todo momento el peso de la acción. El autor del guión y uno de los directores del film, David Gow, demuestra estar más interesado en realizar un análisis profundo de las motivaciones de ambos protagonistas, lo que da lugar a escenas largas y tensas centradas principalmente en diálogos expresivos e inteligentes que nos permiten descubrir poco a poco los motivaciones y pensamientos más profundos de los protagonistas, a la vez que intenta averiguar la verdadera naturaleza del odio y la intolerancia, como pueden llegar a cambiar a la gente y si es posible la redención.

David Strathairn, nominado al Oscar en 2005 por su papel en la película Buenas Noches y Buena Suerte de George Clooney, destaca especialmente en su eficaz construcción de un retrato de un hombre a veces distante, y cuya fe en su naturaleza humanista y liberal se ve confrontada constantemente.