Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎18 Tishri 5780 | ‎16/10/2019

Scroll to top

Top

“La simetría de los deseos” de Eshkol Nevo

“La simetría de los deseos” de Eshkol Nevo

OT: LETRAS ISRAELÍES, CON ANA BEJARANO – Eshkol Nevo “parece fácil pero no lo es” afirma nuestra experta al referirse a la navegación por su literatura, con determinantes “golpes de timón” que convierten a sus novelas en esos libros que “no podemos dejar de leer”.

Aún bajo “la onda expansiva de la Segunda Intifada”, el comprometido Nevo nos habla en La simetría de los deseos de amistad, principalmente masculina (“la amistad es más fuerte que el amor” “es una balsa con los tablones unidos entre sí”) y de deseos “que se cumplen pero para el otro”. “Yo soy el otro” nos dice el autor en esta novela “riquísima, ligeramente erótica, autobiográfica, coral” en la que no lo duden, les encantará sumergirse.

La simetría de los deseos. Duomo Ediciones. Algunos acontecimientos se convierten en fechas especiales en las que es posible detenerse y ver qué ha sido de nuestra vida. Cuatro amigos se reúnen ante el televisor. No han cumplido aún los treinta años y han compartido juventud, estudios, sueños, dificultades, esperanzas y amores. Cuatro jóvenes, con lo mejor de la vida ante ellos, y tres deseos que cada uno escribe en una nota. Al cabo de cuatro años volverán a leerlas. Acaso la esperanza de un mundo más justo, una pasión, un éxito o la mujer ideal. Ese día uno de ellos ha conocido a una bella mujer. En su nota escribe: «Quiero casarme con Yaara. Tener un hijo con Yaara. Mejor una hija». La máquina del destino está lista para ponerse en marcha. Pero ¿qué sucede cuando el paso del tiempo se lleva los sueños y disuelve las ambiciones más sinceras? Eshkol Nevo, una de las voces más destacadas del panorama literario israelí, ha compuesto una novela hermosa. Un canto epifánico que traza las esperanzas, los anhelos y los miedos que anidan en el corazón de estos cuatro amigos y en un mundo en el que, aparentemente, sólo la amistad es un verdadero refugio.