Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎13 Kislev 5780 | ‎10/12/2019

Scroll to top

Top

Yigdal: los trece credos de la fe judía

Yigdal: los trece credos de la fe judía


PIYUTÍM: LA EDAD DORADA HISPANO-HEBREA – Yigdal es el inicio y el nombre con que es conocido un piyut de forma métrica y que contiene los 13 principios de fes del judaísmo formulados por Maimónides y que suele cantarse al finalizar el rezo de la mañana y al final del rezo de la noche del shabat. Al parecer dichos principios fueron versificados en 1404 por el judío italiano Daniel Ben Yehuda. Cada comunidad judía le adapata o ha compuesto una melodía distinta: entre los ashkenazíes de forma alterna entre el jazán (o cantante litúrgico) y la congregación; entre los sefardíes, todos al unísono. Estos últimos añaden un 14º verso a modo de epílogo. Su traducción reza así:

Exaltado sea el Dios viviente y loado; el existe y no hay límite de tiempo para Su existencia.;
Él es Uno y Único y no hay unicidad como la suya. Inescrutable e infinita es Su unicidad;
No tiene semejanza de cuerpo ni es corpóreo; ni tiene comparación Su santidad;
El precedió a todo ser que fue creado; Él es el primero, y nada le antecedió;
He aquí que Él es el Patrón del universo para toda criatura. Lo manifiestan Su grandeza y Su soberanía;
Su emanación profética El concedió a Su pueblo atesorado y esplendoroso;
No se levantó más en Israel otro como Moshé, un profeta que percibió claramente Su imagen;
Una Torá verdadera entregó Dios a Su pueblo, por medio de Su profeta, el más fiel de su casa;
No cambiará El ni modificará Su ley por ninguna otra, por toda la eternidad;
El vislumbra y conoce nuestros más hondos secretos; El percibe el fin de cada cosa desde su inicio;
El retribuye al hombre devoto conforme a su obra; impone el mal al malvado conforme a su maldad;
El final de los días enviará a nuestro Mesías ungido, para redimir a los que esperan Su salvación final;
A los muertos resucitará el Todopoderoso con Su abundante bondad. Bendito sea hasta siempre Su nombre ensalzado.

(Epílogo) Estos trece principios de fe son el fundamento de la ley de Dios y de Su Torá; La Torá de Moshé es verdad, y también su profecía. Bendito es siempre Su Nombre elogiable.