Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎7 Kislev 5778 | ‎24/11/2017

Scroll to top

Top

Conexión Israel-Reggae

Conexión Israel-Reggae

ESPECIAL DE MÚSICA – A raíz de la polémica surgida por el festival de música y cultura reggae Rototom y el músico Matisyahu hemos querido realizar este programa especial de música para explicar los estrechos vínculos y la mágica historia que une al Movimiento Rastafari con el judaísmo; a Jamaica con Israel, pasando por Etiopía.

La parafernalia reggae está llena de referencias a la simbología judía. La Estrella de David, Sión, Jerusalén, las doce tribus… son habituales elementos de los temas de las canciones reggae y de sus coloridas portadas. Todo surge a finales de los 60 y principios de los 70, cuando cristaliza el movimiento rastafari. Los rastas creen que Haile Selassie I, rey de Etiopía, heredero directo del trono de Salomón y por entonces (aunque brevemente) rey de Etiopía liberará a toda la población negra de América con ascendencia africana y los conducirá a la tierra prometida de Sión. De hecho, y gracias a la enorme fama que por entonces alcanzó Bob Marley, Haile Selassie I llegó a visitar Jamaica y fue recibido como un auténtico mesías para estupefacción del propio monarca. Las escenas del recibimiento en el aeropuerto resultan bastante dantescas, por cierto.

Por tanto los rastafaris piensan que son descendientes de los israelitas. Uno de los temas más famosos de Desmond Dekker, uno de los padres del rosksteady (estilo jamaicano precursor del reggae) se titula precisamente “Israelites”. Muchos señalan que los rastas son una religión abrahámica, pero muy sincrética. Se basan en el libro Kebra Nagast, que señala que en el siglo X antes de Cristo Etiopía fue fundada por Menelik I, hijo de Salomón y la Reina de Saba. Esto forma parte de la leyenda escrita, pero de lo que no cabe duda es de que etíopes judíos vivieron aislados del resto del judaísmo por el control musulmán en África. De ahí surgen los Beta Israel, judíos etíopes que fueron acogidos por Israel en 1975 ante la persecución que sufrían en su país.

Uno de los tipos de asamblea espiritual rastafari conocida como groundation se parece en muchos aspectos a los oficios religiosos judíos, y muchos ven en Jah (el nombre divino rasta) una abreviatura de Javeh.

Todo esto explica la proliferación de nombres y símbolos judíos en la cultura rastafari y en al música reggae. Ejemplos como Barrington Levy, Israel Vibration, canciones como “Iron Lion Zion”, de Bob Marley, “Jerusalem”, de Alpha Blondie, y muchos otros casos. En este programa destacamos algunos discos que buscan y encuentran la conexión judaísmo-reggae. Mención especial merece David Gould y sus discos “Adonai and I”, “Adonai in Dub”, “Feast of the Passover” y “Passover in Dub”, trabajos que fusionan música tradicional judía con reggae. También el disco de King Django “Roots & Culture”, con el mismo propósito, pero más ska; o el sorprendente grupo New Zion Trio, del pianista Jamie Saft, en el que lo jasídico y lo rastafari se encuentran.