Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎18 Kislev 5781 | ‎04/12/2020

Scroll to top

Top

Adán, Eva… y la serpiente

Adán, Eva… y la serpiente

¡SEXO EN LA TORÁ!, CON MARION FISCHEL – Todos conocemos la historia de Adán y Eva, pero quizás se nos hayan omitido algunos detalles. Por ejemplo, no son pocos los estudiosos de la Biblia judía que sostienen que al ser creado Adán sin compañía, mantuvo relaciones sexuales con todos los animales para poder darles nombre. También que hubo una primera primera mujer, que nació como los bebés, cubierta de sangre y secreciones, lo que espantó al primer hombre, que pidió al Creador una de su propia condición, hueso de sus huesos, y entonces creó a Eva. Y le gustó, pero también a la serpiente, que por entonces tenía brazos y piernas, y caminaba erguida. Hay quien dice que Caín nació de esta unión. Lo que sí sabemos todos es cómo terminó la cosa: con la trasgresión de comer la fruta prohibida, la expulsión del Edén y el inicio para la humanidad de la imaginación, que tanto bien y tanto mal han aportado a las relaciones sexuales humanas desde entonces.