Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎18 Av 5781 | ‎27/07/2021

Scroll to top

Top

De un 27 de noviembre a un 3 de diciembre en la historia de los sefardíes…

De un 27 de noviembre a un 3 de diciembre en la historia de los sefardíes…

EFEMÉRIDES SEFARDÍES, DESDE EL CENTRO DE DOCUMENTACIÓN Y ESTUDIOS MOISÉS DE LEÓN – (Más información en Sefardies.es).
El día 27 de noviembre de 1944, en el informe semanal interno de la Junta de Refugiados de Guerra, se informa que la embajada de Estados Unidos había recibido de la Oficina de Asuntos Exteriores de España: “confirmación oficial de que se habían enviado las instrucciones pertinentes a la legación española en Berna, para buscar la colaboración del gobierno suizo, en los esfuerzos de la embajada de España en Berlín, para conseguir la liberación y traslado a territorio suizo de un grupo de 155 judíos sefardíes desde el Campo de Concentración de Bergen Belsen.

El día 28 de noviembre de 1941, el dictador nazi Adolf Hitler, recibe al Gran Mufti de Jerusalén, Haij Amin al-Husseini [1895 – 1974] (en la imagen), el cual se compromete a cooperar en el exterminio de los judíos, y a que los árabes puedan alistarse para luchar con el ejército nazi. Husseini fue uno de los líderes de las “revueltas árabes” de los años 1929 y 1936, que dieron lugar a sendas masacres contra los judíos, entre las que destaca la “matanza de Hebrón”, hecho ocurrido el viernes 23 de agosto de 1929, después de Shabat, en la que 67 judíos (12 de ellos sefardíes), fueron asesinados de forma brutal en sus casas y en las sinagogas, y 66 más resultaron heridos.

El día 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas, reunida en New York / EE.UU., aprueba la Resolución 181, por la cual se acepta la recomendación del Comité de Naciones Unidas sobre Palestina, del plan para resolver el conflicto entre judíos y árabes en la región conocida como “Palestina”, en esos momentos bajo la administración inglesa, partiendo el territorio en dos estados, uno judío y otro árabe. Votaron a favor 33 países: Australia, Bélgica, Bielorrusia, Bolivia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Costa Rica, Dinamarca, República Dominicana, Eucador, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Haití, Holanda, Islandia, Liberia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Polonia, Suecia, Sudáfrica, URSS, Ucrania, Uruguay y Venezuela. Votaron en contra 13 países: Afganistán, Arabia Saudí, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Irak, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen. Se absturieron 10 países: Argentina, Colombia, Chile, China, El Salvador, Etiopía, Honduras, México, Reino Unido (Inglaterra) y Yugoeslavia.

El día 30 de noviembre de 1693, se celebra auto de fe, en la casa grande de San Francisco (Sevilla – Andalucía / España). De los once condenados que salieron en el mismo, dos era judíos, Baltasar de la Torre y Juan de Medina, los dos comparecieron con sus bonetes puntiagudos (coraza) y, entregados al brazo secular, fueron quemados vivos.

El día 30 de noviembre de 1900, en París / Francia, a los 46 años de edad, fallece Óscar Wilde. Nacido el día 16 de octubre de 1854, en Dublín / Irlanda. Escritor, poeta y dramaturgo. En su única novela, y posiblemente la obra más conocida, “El retrato de Dorian Gray” publicada inicialmente en 1890, que revisaría y modificaría posteriormente, su autor, incluye a un personaje judío llamado Isaac, director de teatro, al que describe como “un judío horrible”, que tenía “rizos grasientos, y un diamante enorme en el centro de una camisa sucia”. La forma de propagar el antijudaísmo, en una sociedad propensa a recibir estereotipos fáciles de asumir es sencillo, y se demuestra en esta ocasión, por un “gran escritor”.

El día 1 de diciembre de 1614, el secretario de Estado de los Archiduques Alberto e Isabel y persona de su mayor confianza, escribía a Felipe III (1598 – 1621), á propósito de los judaizantes portugueses residentes en Holanda: «que todos los portugueses que residen allá, son faltos de nuestra santa fe católica, y que exercen su secta judaica, por cuya causa se han retirado allí para poder vivir con más libertad; y que son muy poco afectos al servicio de V. M., no deseando el bien y aumento de él, sino todo lo contrario». Habían quedado aquellos judíos de los Países Bajos en relaciones cuando menos clandestinas con sus compatriotas de la península, encontrando apoyo más ó menos disimulado entre ciertos funcionarios de la Corona y del Fisco. Emigrados de España y de Portugal, habían hallado, sobre todo en Ámsterdam, una situación y un mercado, donde con plena libertad verificaban sus operaciones, en relación con los judaizantes de la península ibérica, manteniendo muy vivos sus sentimientos contra España.

El día 2 de diciembre de 1334, fallece Juan XXII, el segundo de los Papas de Aviñón / Francia. Su hermana Sangisa, había procurado que su hermano prohibiera a los judíos residir en Roma / Italia. Al principio no le hizo caso, pero en el año 1321, accedió a sus deseos y dictó una orden de expulsión. Los judíos respondieron con el ayuno y la oración, y además recurrieron al rey Roberto de Nápoles para el apoyo y enviaron una delegación a Avignon con 20.000 ducados por el Papa. Esta combinación de la intervención divina y temporal, hizo posible que se les permitiera permanecer en Roma.

El día 3 de diciembre de 1967, un equipo de 30 cirujanos en el Hospital Groote Schuur, de Ciudad del Cabo / Sudáfrica, dirigido oficialmente por el dr. Christian Bernard, realizó el primer trasplante de corazón humano, cuya operación duró nueve horas. El paciente trasplantado fue Louis Washkansky, que vivió 18 días con el nuevo corazón, falleciendo de neumonía, a consecuencia de la debilidad de su sistema inmunológico. Washkansky, era un judío nacido en Lituana, en el año 1913, que emigró a los 9 años de edad en 1922, a Sudáfrica, y tomo parte en la Segunda Guerra Mundial, luchando en los frentes de África del Norte, Oriental e Italia.