Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎14 Sivan 5779 | ‎17/06/2019

Scroll to top

Top

De un 29 de enero a un 4 de febrero en la historia de los sefardíes…

De un 29 de enero a un 4 de febrero en la historia de los sefardíes…

EFEMÉRIDES SEFARDÍES, DESDE EL CENTRO DE DOCUMENTACIÓN Y ESTUDIOS MOISÉS DE LEÓN – (Más información en Sefardies.es).
El día 29 de enero de 1860, nace en Taganrog / Rusia, Antón Pávlovich Chéjov (conocido como Antón Chéjov), que fallecería el día 15 de julio de 1904, en Badenweiler (Baden-Wurtemberg / Imperio Alemán), Médico, escritor y dramaturgo ruso. Conocido entre otras, por sus obras: Tío Vania, Las tres hermanas o El jardín de los cerezos. A diferencia de muchos de los grandes de la literatura rusa, Chejov se opuso firmemente al antisemitismo. Fue partidario de Alfred Dreyfus, declarando públicamente su inocencia y apoyando a Emile Zola cuando le defendió. En el momento en que su amigo y colega literario Alexis Suvorin, atacó a Zola como un agente de los judíos, Chejov rompió con él su relación tanto personal como profesional.

El día 30 de enero de 1648 y tras cuatro años de negociaciones, se firma el “Tratado de Münster”, que marca el final de la revuelta de ochenta largos años de Holanda contra el dominio español. Este tratado que pone fin a la conocida como “Guerra de los Treinta Años”, hace referencia a mediadores y a árbitros, y expresa en varias ocasiones el deseo común de las partes de actuar con templanza ante futuros conflictos, y garantiza la independencia de los Países Bajos (Holanda), por lo que la comunidad judía de dicho territorio, que en gran parte eran sefardíes, huidos de España y Portugal, podría respirar tranquila.

El día 31 de enero de 1389, según capítulos acordados en la asamblea plenaria en la Sinagoga mayor de Huesca / España, se regula básicamente la percepción de impuestos (arrendados por períodos anuales), que constituyen los principales recursos financieros de la comunidad, entre los que se sistematizan: el “cabezaje” (capitación o talla personal), el “brazaje” (rentas de trabajo y actividades profesionales), rendimientos del capital mobiliario e inmobiliario, la “mercaduria” (compraventas) y el “forniment” (adquisición de bienes de consumo).

El día 1 de febrero de 1407, ante la manifestación de Antonio Gonzalo de que en la judería de la ciudad de Murcia (España) había abundancia de armas, y por el contrario las gentes de Murcia no tenían armas para ir al servicio del rey, los regidores ordenaron al alguacil mayor se personase a la judería para recoger el mayor número de armas y entregarlas a los que no las poseían, pero que tomara buena nota de los fiadores, para al regreso de servir al rey, devolverlas a sus dueños.

El día 2 de febrero de 1654, veintidós meses después de haber sido detenidos en Madrid (España), Fernando Montesinos y su esposa Doña Serafina de Almeyda son reconciliados por la Inquisición, en un auto particular celebrado en la iglesia de San Pedro, de Cuenca. Junto a ellos, en este auto particular, salieron otros doce judaizantes entre los que figuraban importantes hombres de negocios y asentistas portugueses como Francisco Díaz Méndez Britto, Diego Acosta Blandón y su esposa.

El 3 de febrero de 1917 tropas británicas ocuparon Bagdad, Irak, y liberaron a los judíos oprimidos que vivían allí, los cuales habían sufrido torturas, extorsiones y reclutamientos obligatorios por el gobierno turco. Los judíos establecieron ese día como una fecha a celebrar y la declararon una festividad (Yom Ness). Su libertad duró hasta 1929 cuando los ingleses garantizaron la independencia de Irak y se prohibió todo tipo de actividad sionista.

El día 4 de febrero de 1194, Ricardo Corazón de León, es liberado del cautiverio al que le había sometido Leopoldo V, de Austria, poco después de la navidad de 1192, a cambio de un rescate monetario, al que los judíos (en la imagen, antigua hagadá inglesa) fueron obligados a contribuir con 5.000 marcos, el triple al que fueron obligados sus compatriotas cristianos. Cuando fue coronado rey de Inglaterra el día 6 de julio de 1189, se olvidó de lo que debía a los judíos, excluyéndoles de la ceremonia, y al extenderse por Londres, el rumor, de que había ordenado asesinar a los judíos, la población de esta ciudad comenzó una masacre, asesinándolos, saqueándolos y quemándolos vivos. Sus casas fueron incendiadas y muchos de ellos bautizados a la fuerza. Algunos buscaron refugio en la Torre de Londres y otros pocos lograron escapar. Entre otros, fue asesinado Jacobo de Orleans, uno de los judíos más considerados de su época.