Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎20 Av 5779 | ‎21/08/2019

Scroll to top

Top

De un 3 a un 9 de septiembre en la historia de los sefardíes…

De un 3 a un 9 de septiembre en la historia de los sefardíes…

EFEMÉRIDES SEFARDÍES, DESDE EL CENTRO DE DOCUMENTACIÓN Y ESTUDIOS MOISÉS DE LEÓN – (Más información en Sefardies.es).
El día 3 de septiembre de 1394, se dispone por el concejo de la ciudad de Murcia (España), tomar de la aljama judía de la ciudad, 5.500 maravedíes que la judería debía pagar de pecho al adelantado y ello en enmienda de los daños, que dicho adelantado Alfonso Yáñez Fardo estaba causando, a los habitantes y huerta de Murcia. En cumplimiento de tal medida se persona en la judería Pero Riquelme jurado clavario, acompañado de un escribano al objeto de recaudar tal cantidad y caso de oponerse los mandaría prender y embargar, de acuerdo con la orden del concejo. Se negaron los judíos a pagar, alegando que no debían abonar tal suma, sino el tercio segundo, que montaba 1.800 maravedíes, por cuanto el primer tercio ya lo habían liquidado, según cartas de pago que obraban en su poder, pero tampoco podían satisfacer este tercio, pues los judíos de la aljama murciana eran pobres y menesterosos a causa de estar encerrados en su judería y al no poder salir de la ciudad, por las revueltas y exacciones del adelantado. No se atuvo a razones Pero Riquelme, sino que procedió a detener cierto número de judíos relevantes que trasladó a la posada de Juan Matheos de Contreras, alguacil de la ciudad.

El día 4 de septiembre de 1553, Carmelio da Montalcino, fraile franciscano, que había estudiado hebreo, convencido de que la religión judía es la verdadera, es quemado en la hoguera en la plaza del “Campo da Fiori” (Campo de las flores), en Roma / Italia.

El día 5 de septiembre de 1499, Isabel I y Fernando II conocidos como los reyes Católicos, reyes de Castilla y Aragón [1474 – 1504], en relación con la expulsión de los judíos, de 1492, promulgan una pragmática, donde se establecía que cualquier judío de cualquier origen, que fuere hallado en España, sería condenado a muerte y ejecutado, a menos que previamente hubiese dado a conocer su intención de convertirse al cristianismo.

El día 6 de septiembre de 1941 la Policía de Berlín / Alemania, ordenó que todos los judíos de más de seis años llevaran un Maguen David (estrella de David) de color amarillo bordada en el lado izquierdo de sus ropas, en cuyo interior debía escribirse la palabra Jude (judío en alemán). Esa ordenanza se extendió luego a todo el territorio europeo dominado por los nazis, quienes de esa manera utilizaron un símbolo que en la Edad Media había establecido la Iglesia para identificar a los judíos a simple vista. Para ese momento los judíos ya habían perdido su nacionalidad, se le habían confiscado propiedades y negocios, habían sido expulsados de las universidades, tanto profesores como alumnos, y habían sido enviados a vivir hacinados en los guetos, necesitando un permiso especial para salir de éstos. Hay dos antecedentes históricos de esta medida de identificación. El primero fue establecido por el califa Harún al Rashit en 807, quien ordenó que todos los judíos llevaran un cinturón amarillo para distinguirlos del resto. El segundo, el canon 68 del IV Concilio de Letrán estableció en 1215 que judíos y musulmanes debían diferenciarse de los cristianos mediante la vestimenta.

El día 7 de septiembre de 1549 se celebra el segundo auto de fe en México (en la imagen), en cuyo desarrollo, se lee que al tratarse de la ejecución de varios reos judaizantes: “Fueron relajados para el brasero en persona trece, con quienes se usó la piedad de darles garrote antes de ser quemados: menos en Tomás Trebiño de Sobremonte por su insolente rebeldía y diabólica furia, con que aun habiéndole dado a sentir en las barbas, antes de ponerle en el cadalso, el fuego que le esperaba, prorrumpió en execrables blasfemias, y atraía con los pies a si los leños de la hoguera, en la cual también ardieron cuarenta y siete osamentas con sus estatuas, y de los fugitivos diez”.

El día 8 de septiembre de 1576, el sultán otomano, ordenó que 1.000 judíos trasladaran su residencia de Safed / Eretz Israel, a la isla de Chipre, pudiendo llevar con ellos su bienes y riquezas, advirtiendo a los turcos que serían castigados si aceptaban sobornos de los judíos para que pudieran ser eliminados de la lista que se realizó. Al año siguiente otras 500 familias se verían obligadas a realizar el mismo camino de Safed a Chipre. Estos movimientos de población eran bastante normales en el Imperio Otomano, era la forma que tenía el Sultán para fomentar el desarrollo económico en todo su territorio.

El día 9 de septiembre de 1553, a instancias del cardenal Gian Pietro Caraffa, que más tarde sería el Papa Pablo IV [1555 – 1559], rabioso líder de la contrarreforma, se confiscan todos los ejemplares del “Talmud” en Roma / Italia, y son quemados públicamente, el día de Rosh HaShana, eligiéndose ese día para que los judíos sintieran mayor dolor. Siendo Papa, emitió la bula Cum nimis absurdum, publicada el día 18 de julio de 1555, que supuso la creación del Guetto de Roma, el despojo de todas las propiedades de los judíos, obligándolos a llevar una señal distintiva, sombreros amarillos para los hombres y velos o mantones para las mujeres.