Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎14 Kislev 5783 | ‎07/12/2022

Scroll to top

Top

Dios y la naturaleza, de Meyerbeer

Dios y la naturaleza, de Meyerbeer

MÚSICA CLÁSICA – Giacomo Meyerbeer no era italiano, como su nombre podría sugerir, sino un judío alemán de nombre Meyer Beer, nacido cerca de Berlín en 1791, en el seno de una acaudalada familia de comerciantes judíos, descendiente de una dinastía de banqueros y rabinos, aunque ya desde niño destacó como pianista. Ha dejado una huella muy importante en la historia de la ópera francesa de principios del siglo XIX, tras estudiar con Clementi y sus inicios convencionales junto a su amigo von Weber. Entre 1836 y el fin de siglo, Meyerbeer fue una potencia mundial en música, estando considerado como el compositor más importante de la vida musical europea, con cifras astronómicas de representaciones. Sus grandes éxitos fueron Roberto el diabloLos hugonotes y La Profeta. Se convirtió en director general de Música en Berlín en 1842. Murió en París el 2 de mayo de 1864 mientras trabajaba en su última gran ópera, La Africana, que se convertiría en uno de los mayores éxitos de la historia de la ópera. El oratorio que oiremos es una obra temprana y que aún destila un espíritu alemán, que fuera estrenado sin demasiado éxito por von Weber en 1811 en Berlín. Lo escucharemos interpretado por el coro y orquesta del teatro Comunal de Bologna, dirigido por Rüdiger Böhn en una grabación de 1996 con las voces solistas de Anja Kempe, Monica Minarelli, James McLean, y Egils Silins.