Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎17 Elul 5779 | ‎16/09/2019

Scroll to top

Top

“Duelo”, con su autor Eduardo Halfon

“Duelo”, con su autor Eduardo Halfon

SEFER: DE LIBROS Y AUTORES – Duelo nace de una prohibición y de una muerte -la de un primogénito, la de un hermano mayor, la del niño Salomón- y de la constante necesidad de su autor, Eduardo Halfon, de seguir viajando, transitando su propia historia deteniéndose para “hurgar donde la gente no quiere que hurges”, como han hecho desde siempre los grandes escritores para crear sus mejores obras.

Duelo -Halfon nos hace apreciar la triple acepción de la palabra: dolor, combate y luto- es una novela (con resonancias bíblicas) de padres, de hijos, de hermanos, de abuelos – con el “boxeador polaco” y su número tatuado en el antebrazo de nuevo y siempre presente-; es la crónica de su propio paso de la niñez a la adolescencia, de lo cruel que a veces inevitablemente se es con los que más te aman; es un “cuento” que te atrapa y permanece y que el escritor judeoguatemalteco gestó al mismo tiempo que su propio bebé, Leo, a quién está dedicado este libro. Imprescindible como siempre este nuevo hijo literario de Eduardo Halfón.

Duelo. Eduardo Halfon. Libros del Asteroide
«Usted no escribirá nada sobre esto, me preguntó o me ordenó mi papá, su índice elevado, su tono a medio camino entre súplica y mandamiento. Pensé en responderle que un escritor nunca sabe de qué escribirá, que un escritor no elige sus historias sino que éstas lo eligen a él, que un escritor no es más que una hoja seca en el soplo de su propia narrativa. Pero por suerte no dije nada. Usted no escribirá nada sobre esto, repitió mi papá, su tono ahora más fuerte, casi autoritario. Sentí el peso de sus palabras. Por supuesto que no, le dije, quizás sincero, o quizás ya sabiendo que ninguna historia es imperativa, ninguna historia necesaria, salvo aquellas que alguien nos prohíbe contar.»
En este nuevo libro del proyecto literario de Eduardo Halfon, el autor guatemalteco, siempre indagando en los mecanismos de la construcción de la identidad, se sumerge en aquellos que se originan en las relaciones fraternales: duelo como combate que se inicia con el nacimiento de un hermano y duelo también como luto por su muerte. Una novela profunda y emotiva que acrecienta la reputación del autor, «uno de esos escasísimos escritores –como señaló la revista francesa Lire– que no necesitan escribir largo para decir mucho».