Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎17 Heshvan 5780 | ‎14/11/2019

Scroll to top

Top

El Cairo y Jerusalén: la fascinación judía por Oriente

El Cairo y Jerusalén: la fascinación judía por Oriente

ATENAS Y JERUSALÉN: TENSIONES FILOSÓFICAS, CON PABLO DREIZIK – Salomon Munk fue un erudito orientalista francés de origen prusiano, nacido en la Baja Silesia en 1803 y fallecido en 1867. Fue miembro de la Academia de las inscripciones y lenguas antiguas y formó parte del Colegio de Francia. Hijo de rabino, aprendió el hebreo desde temprana edad, y el Berlín cursó estudios de lenguas clásicas, a los que fue añadiendo otras semíticas e incluso más orientales como el persa y el sánscrito. Con dicha experiencia fue conservador en la división oriental del departamento de manuscritos en lo que hoy es la Biblioteca Nacional de Francia, donde estableció el catálogo de manuscritos hebreos allí conservados. Allí se dedicó al estudio de la literatura judeoárabe medieval y en particular a las obras de Maimónides, y tradujo la más conocida de ellas, la Guía de perplejos. En paralelo, se consagró al estudio de Aristóteles. Entre otros hallazgos, descubrió la identidad del filósofo Avicebrón con Shlomó ibn Gabirol. También colaboró en el esclarecimiento de los libelos de sangre de Damasco de 1840 y logró interpretar las inscripciones fenicias en Marsella. Lectura recomendada: “Dialectic of Separation Judaism and Philosophy in the Work of Salomon Munk” de Chiara Adorisio.