Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎22 Av 5780 | ‎11/08/2020

Scroll to top

Top

“El expolio nazi”, con su autor Miguel Martorell

“El expolio nazi”, con su autor Miguel Martorell

SEFER: DE LIBROS Y AUTORES –  Alois Miedl, uno de los mayores perpetradores del expolio nazi, vivió entre nosotros tras la derrota del III Reich junto a su esposa judía Theodore “Dorie” Fleischer. El catedrático de Historia Miguel Martorell nos cuenta su historia -atención al episodio de “las llaves””- en El expolio nazi, un ensayo que, de forma absolutamente accesible y tremendamente amena, nos ofrece una perspectiva global y certera (no en vano Martorell lleva más de 20 años estudiando en profundidad el tema, desde su participación en la llamada Comisión Múgica de 1998) del “mayor expolio en guerra de objetos culturales de la historia”. Un expolio al que España no fue ajena. 

Galaxia Gutenberg ¿Cómo llevó a cabo el Tercer Reich el saqueo de obras de arte más grande de la historia? ¿Cuáles fueron sus vínculos con el Holocausto? ¿Cuál fue la implicación de España?

Han pasado setenta y cinco años desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y no hay semana que no aparezca alguna noticia sobre reclamaciones de las víctimas del expolio nazi o sus descendientes, ya sea a estados o museos de todo el planeta, para recobrar las obras de arte robadas durante la contienda.
 
Adolf Hitler y Hermann Goering pusieron en marcha una gran maquinaria depredadora que arrasó el patrimonio pultural europeo. El banquero alemán Alois Miedl, marchante de Goering, fue uno de los protagonistas de aquella trama. A través de la vida su vida, este ensayo explica en qué consistió el expolio nazi. Miguel Martorell expone también qué papel desempeñó España en la dispersión de los bienes saqueados, pues Miedl halló aquí refugio al acabar la guerra e introdujo de contrabando un número indeterminado de pinturas, cuyo paradero aún hoy desconocemos. Pero no fue el único: por aquellos días, los contrabandistas de arte procedentes del Tercer Reich campaban por España con la complicidad de la dictadura franquista, hasta el punto de que en varias galerías del país podían hallarse pinturas procedentes del expolio.