Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎19 Tishri 5782 | ‎24/09/2021

Scroll to top

Top

“La María”, de Jorge Isaacs

“La María”, de Jorge Isaacs

LOS PASOS DE SEFARAD EN EL NUEVO MUNDO, CON DAVID ROSENTHAL – “La María”, de Jorge Isaacs, es la novela nacional de Colombia, y una de las más populares en Latinoamérica. Pero ¿quién era Jorge Isaacs? Jorge Ricardo Isaacs Ferrer, hijo de George Henry Isaacs Adofus, era un sefardí británico nacido en el Caribe, en Montego Bay, Jamaica, y que luego se trasladaría a Nueva Granada en 1821, con destino a Chocó. De Sefarad a Londres, de Londres a Jamaica y de Jamaica a Choco: este extraño periplo estaba presente en su vida, pues su amigo, Simón Bolívar, le había concedido unas minas en ese exótico y recóndito lugar de este trópico llamado El Choco. Además, no pasaban desapercibidas las historias de su niñez de los contrabandistas que narraban sobre aquellos cargamentos de oro y de platino que llegaban del virreinato de la Nueva Granada, a su vez del río Atrato en el Chocó y en el famoso “Velero Obligado”. A pesar de la evidente herencia hebraica y sefardí de don George Isaacs, buscaba desprenderse de ésta. Entrado en América y en el siglo XIX se convirtió al cristianismo, en 1828, y se nacionalizó neogranadino en 1829, aunque su apellido Isaacs siempre sería identificado con su pasado judío. En Quibdó, capital chocoana, se casó con Manuela Ferrer Scarpetta, hija de catalán e italiana y parte de la naciente sociedad caleña. Don George Isaacs, junto a Manuela Ferrer, se trasladaron a Santiago de Cali, y allí Isaacs se convertiría en 1837 en gobernador de la Provincia de Buenaventura; posteriormente, en jefe político del cantón de Villa de Las Palmas, convertido en terrateniente azucarero, luego de haber fracasado en la minería. El azúcar, de hecho, había sido un oficio común de todos los sefardíes del Caribe, desde los primeros compases en Pernambuco. Jorge Ricardo Isaacs Ferrer, que se inmortalizó con sólo un libro (al igual que Juan Rulfo lo hiciera en México) era también poeta, etnolingüista y dramaturgo. Para Jorge Luis Borges, “fue un servidor laborioso de su país, un político; es decir, un desengañado”. Con Isaacs se inauguró la literatura colombiana y latinoamericana. Además, su célebre personaje, el de la “María sefardita” – en verdad Esther -, dejó un melancólico legado, digno de aquella nostalgia o saudade de un remoto Sefarad.