Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎17 Elul 5779 | ‎17/09/2019

Scroll to top

Top

Presidente Obama en Atenas & Leonard Cohen y Grecia

Presidente Obama en Atenas & Leonard Cohen y Grecia

DESDE GRECIA, CON ANGELA MARÍA ARBELÁEZ – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, realizó una visita de dos días a Grecia, como parte de su última gira internacional. Su primera jornada en Atenas se inició con una bienvenida en el palacio del presidente griego, Prokopis Pavlópulos, en la calle Irodio Attiku, a la que siguió una reunión y posterior rueda de prensa con el primer ministro, Alexis Tsipras. Su primera jornada de visita oficial en la capital helena concluyó con una cena en su honor ofrecida por Pavlópulos, a la que asistieron un centenar de personalidades de la política, la cultura y el mundo empresarial. David Saltiel, Presidente del Comité Central de las Comunidades Judías de Grecia así como de la Comunidad Judía de Salónica, fue uno de los invitados a tan importante evento. Obama visitó en su segundo día la Acrópolis y el Museo de este emblemático monumento de la Grecia Clásica. Las puertas de ambos lugares de interés fueron cerradas al público durante varias horas. Posteriormente ofreció un discurso al “pueblo de Grecia”, arribando con media hora de retraso. A su homilía al pueblo griego en el Centro Cultural Stavros Niarchos asistieron un poco más de 1100 afortunados representantes de la prensa entre los cuales estuvo presente Radio Sefarad, empresarios, dirigentes políticos, personalidades del mundo de la cultura, activistas humanitarios, refugiados, quienes esperaron durante dos horas en una inmensa fila para poder pasar los controles de seguridad y escuchar al presidente Barack Obama. Las Comunidades Judías de Grecia estuvieron representadas por Minos Matsas del Museo Judío y empresario del mundo artístico, y por Elias Frezis, entre otros. El Presidente Obama desató las ovaciones del público al iniciar su intervención con un Ia sas, hola Grecia. Su referencia a la historia de Grecia fue su punto de partida en su intervención de una hora. Agradeció al Primer Ministro Tsipras su colaboración y por estar aquí, junto con tantos jóvenes, el futuro de Grecia: “quiero agradecerles su cálida y generosa acogida. Como muchos de ustedes saben, éste es mi último viaje al extranjero como Presidente de los Estados Unidos y yo había decidido, en mi último viaje, venir a Grecia, en parte porque he oído hablar de la legendaria hospitalidad del pueblo griego – su philoxenia -, en parte para visitar la Acrópolis y el Partenón. Pero también porque he venido con gratitud por todo lo que Grecia – ‘este pequeño, gran mundo’ – ha dado a la humanidad a través de los siglos”. Obama recalcó la importancia de las sociedades que incluyen a sus ciudadanos y no dejó de agradecer a Grecia por haber recibido a cientos de miles de refugiados. “Y en ninguna parte hemos visto esa compasión más evidente que aquí en Grecia. La generosidad del pueblo griego hacia los refugiados que llegan a sus costas ha inspirado al mundo. Eso no significa que debemos dejarla sola”. Obama finalizó su discurso con un Zito i Ellas, viva Grecia. [ENG] [ESP]
Leonard Cohen y Grecia. Hydra, la bella isla griega a unas pocas horas de Atenas, se convertiría en el refugio del desaparecido cantante. Cohen se unió a este refugio de artistas y ya nunca se fue. Al menos así piensan sus habitantes locales y aquellos que la convirtieron durante la revolución hippy en su refugio, y que hasta hoy dejan flores en la puerta del que fuese el hogar de Leonard. Roger Green, escritor británico en nuestra foto, fue uno de aquellos hijos adoptivos de la pintoresca isla de Hydra que rindió hace poco un homenaje al cantante. En Hydra hasta una callecita lleva su nombre. Hydra hace vivo el sueño de muchos sobre Grecia. Sus casas heredadas de los venecianos, inmensas, con bellos balcones, forman un conjunto perfecto con aquellos simples hogares de los pescadores. En Hydra no hay lugar para coches, sólo burros y alguna que otra limusina cuando la ocasión lo amerita. La casa de Leonard Cohen en la que compuso la famosa canción dedicada a su musa noruega, So Long Marianne, sigue allí con su puerta cerrada y muchas flores que honran a este artista canadiense. Sería 1973 cuando estallaría la Guerra de Yom Kipur, y Cohen se encontraba en su idilio de la isla griega de Hydra y viajó a Israel para cantar y apoyar a los soldados. Cohen compró su casa de piedra por sólo 1500 dólares. Allí se escucharon las primeras risas y gritos de sus dos hijos: Adam (1973) y Lorca (1974). Leonard Cohen describe con entusiasmo la casa a su madre, le cuenta que las habitaciones son inmensas, describe con detalles la belleza del paisaje en lo alto de la montaña desde donde avistaba la grandeza del mar Egeo. “El mar esta tan sólo a diez minutos”, le escribía. Pero Cohen también acostumbraba viajar a la isla de Lesbos y al bello pueblo de Molyvos que mira a las costas de Turquía. Mithimna o Molyvos está coronado en su alto por un bello fuerte veneciano. Leonard Cohen disfrutaría allí de sus playas en Eftalou y los Cafenios del Agora o calle comercial. Leonard Cohen (1934 – 2016) vivirá en los amantes de su voz, de su estilo de vida y en Grecia. Al fin de cuentas acá bajo la mirada discreta de los Dioses del Olimpo y fue prolíficamente feliz. [ESP]

grecia-cohen-medio
Escuchan en la voz de Leonard Cohen en Hallelujah, versión original de estudio; First We Take Manhattan; y Dance Me To The End of Love.

grecia-cohen-final
Investigación y proyecto: Desde Grecia ©. Síganos en Facebook
** Interfaith Intercultural Dialogue Under One Sky – Award Marca Colombia País 2012 – 100 Colombianos – Premio de las Américas, Israel 2015