Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎18 Av 5782 | ‎14/08/2022

Scroll to top

Top

Putzi. El confidente de Hitler, de Thomas Snégaroff

Putzi. El confidente de Hitler, de Thomas Snégaroff

SEFER: DE LIBROS Y AUTORES –«El hombre de bien que hizo cuánto pudo para domar a la bestia» así se presentaba Ernst Hanfstaengl, Putzi, el pianista «amigo» de Hitler, «muy hábil a la hora de blanquear su pasado» nos dice la nuestra invitada, la traductora de  Putzi. El confidente de Hitler,  Isabel González-Gallarza, que añade » una de las  virtudes del libro -elaborado con el rigor que aporta el hecho de que Thomas Snégaroff sea además historiador- es que cada lector se puede hacer una opinión sobre Putzi». 

«Adolf  Hitler es mi vida» escribió también este megalómano que nos permite acercarnos al corazón del nazismo y sus dirigentes. Siempre en busca del reconocimiento y de la aprobación del monstro, ya caído en desgracia Putzi fue, entre otras cosas, informador de Roosevelt.  En la lista de enemigos del Reich, esquivó la desnacificación. ¿Héroe o villano? Isabel Glez-Gallarza piensa que el epílogo les ayudará a elegir. 

Seix Barral. Medía dos metros de altura pero lo apodaban Putzi, hombrecito en bávaro. Marchante de arte en el Nueva York bohemio de 1910, amante en aquella época de Djuna Barnes y músico en su tiempo libre, Ernst Hanfstaengl se convirtió diez años después en el confidente y pianista de Hitler. Su increíble exilio al perder el favor de éste lo llevó hasta el presidente Roosevelt, quien durante la IIGM lo convertiría en su principal informante sobre el Führer.

Putzi. El confidente de Hitler rescata a uno de los personajes más desconocidos y fascinantes del S.XX: para algunos fue un traidor o un bufón sin consecuencia, para otros, uno de los artesanos del mal. Pero su trágica y burlesca historia, envuelta en misterio, es la de un héroe de novela. La novela de un siglo de esplendor y desastre, en la que el lector se cruzará con Goebbels, Göring y las hermanas Mitford, pero también con Thomas Mann, Charles Chaplin o John Reed.

Con «una primera novela brillante» (DNA) que combina con maestría el relato de grandes hechos históricos con el extraordinario retrato de un personaje camaleónico, el historiador y periodista Thomas Snégaroff «ofrece una historia cautivadora, ultra documentada, que transporta al lector al corazón del poder nazi. No solo te permite acercarte lo máximo posible a Hitler, sino sobre todo comprender la fascinación que ejerció sobre el pueblo alemán» (Telerama).