Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎3 Tishri 5783 | ‎27/09/2022

Scroll to top

Top

Timothée Chalamet, nueva antigua película, “Hot Summer Nights” (“Cálidas noches de verano”) en plataforma

Timothée Chalamet, nueva antigua película, “Hot Summer Nights” (“Cálidas noches de verano”) en plataforma

EL MICRÓFONO DE ALICIA PERRIS – “Hot Summer Nights”, de 2017-2018, es una película protagonizada por uno de los jóvenes actores francoamericanos (madre norteamericana, padre francés) con más talento y expectativas del panorama cinematográfico actual. Desde hace años. Su trayectoria es realmente prodigiosa. Es también el debut para Elijah Bynum como director, que desgaja la historia de Daniel (Chalamet), que tras la muerte de su padre y un vínculo mal planteado y sin resolver con su madre, es enviado a pasar las vacaciones de verano con una tía, en Cape Cod, el paraíso de los ricos y una de las famosas residencias de la familia Kennedy, aunque no está filmada realmente en esos escenarios.

A su aire y sin códigos ni orientación, se relaciona con adolescentes problemáticos y solitarios como él, dando origen a comportamientos delincuenciales, que lo llevarán a los límites de unas vivencias que no puede controlar desde el principio. Como es habitual, tratamiento de las relaciones paternofiliales conflictivas, ambientes sociológicos y geográficos claustrofóbicos, deseos de libertad y dinero, la presencia de un incesto apenas insinuado, la gloria y, como decía el famoso grupo de rock “lo quiero todo y lo quiero ya”. El sexo tampoco es lúdico y sí culposo,  probablemente en el fondo de la frustración. Ambientada en los años 90, que recuerdan a los 70, bastantes clichés muy citados y una sugerente banda sonora de Will Bates.

Se estrena ahora en España en una plataforma de pago, sin grandes pretensiones. Con Timothée Chalamet (Daniel), Maika Monroe (McKayla) y Alex Roe (Hunter), en los roles protagonistas, merece verse. No es una gran película pero es una soberbia actuación del chico delicado y ambiguo, angélico aún en la perversión, de “Call me by your name” y “Días de lluvia en Nueva York”.

Que tengan un dulce y enriquecedor final del verano, y que el otoño los encuentre frescos, lúcidos y solidarios, porque –dicen- vendrán tiempos aún más complicados. Shalom!

Alicia Perris