Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎29 Tishri 5778 | ‎19/10/2017

Scroll to top

Top

Kugel de matzá y macaroons de almendra para Pesaj

Kugel de matzá y macaroons de almendra para Pesaj

RECETAS CON HISTORIA, CON LINDA JIMÉNEZ – Nos cuenta nuestra anfitriona y cocinera en este programa que Pesaj es su festividad favorita, como seguro que lo será de muchos de ustedes. Más allá de los platos tradicionales para el seder, Linda Jiménez (quién en su English Corner nos enseñara a preparar jaroset de siete maneras diferentes) nos ofrece dos recetas donde la matzá y la almendra son protagonistas. “Fuera del seder, -nos cuenta Linda- durante la semana de Pesaj seguimos comiendo sin levadura, y hay muchas recetas, para platos dulces y salados, que son realmente deliciosas. Os voy a dar enseñar dos de mis favoritas. La primera es  un pudin salado, un kugel como decimos los ashkenazim, que va muy bien con cualquier carne, sobre todo si tiene salsa. Y la segunda son unas deliciosas pastas, macaroons de almendra: son deliciosos, facilísimos de hacer, y no se tarda más de veinte minutos, de principio a fin (¡lo juro!)”.

KUGEL DE MATZÁ

INGREDIENTES (Para 6 personas):

5 matzot
1/4 litro de agua (aprox.)
3 huevos, batidos
una pizca de pimienta molida
Una cucharadita (de 5 ml) azúcar
2 cebollas medianas
1 cubito de caldo de pollo desmenuzado
aceite
sal

Romper las matzot en trozos, no muy grandes, meter en el agua, dejar que se empapen, y escurrir, pero no demasiado. Picar las cebollas y freírlas en el aceite hasta que estén blandas (pero no demasiado doradas). Mezclar ligeramente, sin aplastar, con la matzot, huevos, sal, pimienta y el cubito desmenuzado.

Untar una fuente de horno (de 2 litros de capacidad) con aceite, y echar la mezcla. Hornear a 170º C durante unos 45 minutos en total, subiendo la temperatura durante los últimos 10 minutos, para que se dore.

Servir caliente con carne o pollo.
MACAROONS DE ALMENDRA

INGREDIENTES para aprox. 2 docenas

170 gr almendras crudas (es posible que haya que usar hasta 75 gr más, para conseguir una masa bastante espesa)
140 gr azúcar
1 clara de huevo
2.5 ml extracto líquido de vainilla

Precalentar el horno a 200º. Forrar dos bandejas de horno con papel vegetal. Meter las almendras y azúcar en el bol del procesador de alimentos, con la cuchilla de metal. Procesar sólo hasta que la mezcla esté homogénea y tened cuidado de no procesarla en exceso. En seguida añadir la clara, antes de que las almendras pierdan su aceite. Pulsar el procesador unas 10 veces. Añadir la vainilla y pulsar 2 ó 3 veces más. La masa debe quedar un poco pegajosa y bastante espesa, como una especie de  barro áspero y pegajoso. (La consistencia dependerá del tamaño del huevo y la cantidad de aceite de las almendras, así que posiblemente habrá que añadir más almendras o huevo.)

Mojar las manos con agua fría y formar bolitas del tamaño de una nuez. (La masa debería ser suficientemente seca, para que se deshiciera si tus manos estuvieran secas—si es más húmeda, las bolitas perderán su forma en el horno, y obtendrás pastas de almendra, también deliciosas…) colocar las bolitas en las bandejas de horno, forradas con papel vegetal. Pintar cada macaroon con un poco de agua. Para variar, se puede espolvorear un poco de azúcar encima, o introducir un almendra en cada uno. Hornear durante 13-15 minutos, hasta que estén un poco dorados. Cuidado: si empieza a dorarse demasiado por encima, debajo podría dorarse demasiado.

Sacarlos del horno, y dejarlos enfriar en el papel vegetal, en una rejilla. Después de que se hayan enfriado completamente, se pueden guardar en un recipiente hermético, a temperatura ambiente, durante una semana. También se pueden congelar.