Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎22 Elul 5779 | ‎22/09/2019

Scroll to top

Top

De un 31 de julio a un 6 de agosto en la historia de los sefardíes…

De un 31 de julio a un 6 de agosto en la historia de los sefardíes…

EFEMÉRIDES SEFARDÍES, DESDE EL CENTRO DE DOCUMENTACIÓN Y ESTUDIOS MOISÉS DE LEÓN – (Más información en Sefardies.es)

El Shabat día 31 de julio de 1305, un nutrido grupo de prohombres de la comunidad de Barcelona, Catalunya / España, entre los que figuraban el rabino Salomón ben Adret; Isaac ben Samuel Cap, poeta litúrgico; e Isaac ben Todros, cabalista discípulo de Nahmánides, firmaron una proclama de anatema en la sinagoga de la capital catalana, en la que se prohibía durante 50 años que nadie se atreviera a estudiar ni a enseñar nada de los libros de física y metafísica de los sabios griegos a los menores de 25 años.

El Shabat día 1 de agosto de 1626, nace en Esmirna / Turquía, el sefardí Sabbatai Zevi, el más famoso de los falsos mesías judío. Hijo de Mordecai Zevi, y de Clara Zevi, y hermano de Elijah Zevi y de Joseph Zevi. La familia era de Patras, en la actual Grecia, su padre fue agente eN Esmirna de una casa comercial inglesa, alcanzando cierto nivel económico y social. Fue rabino y cabalista. A los 22 años, en 1648 se declaró a sus seguidores como el Mesías. Residió en Salónica, Alejandría, Atenas, Constantinopla, Jerusalén, y El Cairo. A los 40 años de edad, y como resultado de una intriga, el Sultán otomano Mehmed IV, le dió a elegir entre someterse a una prueba de la divinidad, ser ejecutado o su conversión al islam, eligió esta última opción, junto con algunos de sus seguidores, unas 300 familias, siendo conocidos a partir de entonces como los “Donmeh” (conversos). Falleció el jueves día 17 de septiembre de 1676 (Yom Kipur), en Ulcinj, en la hoy República de Montenegro.

Dado que el edicto de expulsión de los judíos de los reinos de la corona de Castilla, dictado por Isabel y Fernando, reyes de Castilla y Aragón, conocidos como los reyes católicos, se dio el 31 de marzo, y que debía quedar cumplido en el plazo de cuatro meses a partir de esa fecha, el 10 de julio no debía quedar en el reino ningún judío. Posteriormente fue ampliado dicho plazo, para compensar el tiempo que transcurrió entre la promulgación y el conocimiento del decreto, es por lo que EL DÍA 2 DE AGOSTO DE 1492, fue el último, en que pudieron estar los judíos en Sefarad, que había sido su patria desde hacía MIL QUINIENTOS AÑOS. Los judíos conformaban el grupo social más antiguo y con más raíces en un territorio que ahora los arrojaba fuera de sí, al abismo, a la muerte, a la desesperación, así se les pagaba, todo lo que hicieron por una patria a la que querían con tanto amor, y de la que 500 años después todavía conservaban el idioma de sus padres y la llave de sus casas. El siguiente día 10 si encontraba la Inquisición a alguno, se le debía aplicar la pena de muerte inmediatamente. Ningún reino ni país se había comportado antes tan injustamente con una parte de sus nacionales, que tanto habían hecho por el entendimiento, el comercio, y el engrandecimiento de una patria, que siempre los trató injustamente y de la que fueron expulsados solo por el hecho de ser de una religión, distinta a la oficial, el cristianismo, que cuando sus antecesores llegaron a ese territorio, ni siquiera existía como tal. Tal injusticia, que “condenó” a la muerte y al exilio a miles de personas, solo ha sido “reparada”, con la revocación del edicto que la causó y unas “disculpas”, por parte del rey Juan Carlos I.

El día 3 de agosto de 1603, se realizó en la Praça da Ribeira, en Lisboa / Portugal, un gran “auto de fe”. Entre otros sucesos este auto provocó que los padres de Manasés ben Israel, dejaran Portugal, para intalarse en La Rochelle, donde éste nació el siguiente año 1604.

El día 4 de agosto de 1438, el maestro de obras Marc Safont compra el local donde se ubicaba la Sinagoga Mayor de Barcelona (Catalunya / España).

El día 5 de agosto de 1946, concluida la II Guerra Mundial, parte de Grecia la nave “Henrietta Szold”, dirigida por Jako Razon, llena de supervivientes sefardíes griegos de los campos de concentración y exterminio, con destino a Israel. Serán detenidos por los ingleses en Haifa y sus ocupantes llevados a Chipre. El día 5 de diciembre, reciben el permiso para entrar en Israel.

Los reyes católicos entregan al Consejo de la ciudad de Zamora, por decreto del 6 de Agosto de 1492 la Sinagoga Mayor de la ciudad para que se construya una igLesia de San Sebastián: “E por la presente vos fasemos merçed, graçia e donaçion de la dicha sinoga mayor que hera de los judíos de Çamora, la qual sinoga vos damos segund es con tal condiçion que dentro de vn año conplido primero siguente en la dicha sinoga fagáys e mandéys faser una yglesia a honor y reverençia de señor San Sebastián”. Al año siguiente, los reyes vuelven a emitir un decreto autorizando a la Cofradía de San Sebastián a construir un hospital en el mismo sitio. De acuerdo con Fuencisla García Casar, estas son las únicas referencias documentales que atestiguan la existencia de una sinagoga en la ciudad. Hasta ahora no se han encontrado otras evidencias que confirmen la tradición oral acerca de otras dos sinagogas, una supuestamente localizada en el número 5 de la Calle Gazapo y otra en el número 42 de la calle Ramos Carrión o Rúa de los Francos.

El día 6 de agosto de 1361, Pedro I el Cruel, rey de Castilla y León / España, falla proclamando que el derecho del “tablero del juego de los dados e de los escaques (ajedrez)” pertenecía al concejo de León y debía ser mantenido en su uso segund que lo siempre ovieron. Este pleito era de la ciudad de León, mediante su procurador Antón Sánchez, contra Caag aben Benin, judío de Zamora, que a su vez, se hizo representar por el hebreo Mose Focairo, y que pretendía pertenecerle el derecho de explotación del tablero en virtud de traspaso efectuado por Caag aben Xabad. El uso de ese tablero del juego, representó como ganancia o renta 16.000 maravedíes durante los años 1358 y 1359.