Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎16 Tammuz 5784 | ‎22/07/2024

Scroll to top

Top

El ajedrez geopolítico africano

El ajedrez geopolítico africano

FUERA DE FOCO, CON BRYAN ACUÑA – Distintos países han mostrado interés por tener presencia dentro del territorio de África, ya sea para hacerse con el control de los recursos que contiene o para lograr un posicionamiento estratégico de cara a las competencias hegemónicas. Por un lado, las potencias occidentales han perdido poder de influencia dentro de la región que reclama querer “descolonizarse” de la presencia de países que en algún momento les ha sometido a lo largo de la historia, como ocurre principalmente con Francia, y por el otro, deciden aliarse con Rusia para garantizar nuevos gobiernos militares, así como una dependencia que a través de China han desarrollado.

A este proceso de dependencia se suma que al menos en el caso ruso se busca sacar un poco la atención de lo que ocurre con Ucrania para hacer que los países de la OTAN deban poner atención a otros frentes que se les están abriendo en simultáneo, sin la necesidad de movilizar fuerzas armadas porque por medio de Wagner y otros grupos patrocinados a través de estos logran como ha ocurrido en los últimos tiempos en Malí, Burkina Faso y el más reciente, Níger.

Pero no solamente Rusia y China están buscando vínculos de interés en África, incluso Israel, Irán y Turquía han promovido una dinámica de participación directa o indirecta con relaciones con países de la región. Israel quizás con menos fuerza a través de ONG y de relaciones específicas, incluyendo Zimbabue y Marruecos en el norte, mientras que Irán ha ido impulsando intercambio con países como Kenia, Uganda y Argelia, este último menos accidental sino muy directamente relacionado al vínculo israelí – marroquí y en el caso turco a través de inversiones y de soft power cultural.

Como quiera que sea, África asume un rol como escenario importante para la geopolítica, siendo moneda de cambio de intereses externos una vez más: serán quienes pongan víctimas en todo el proceso y seguirán oscilando entre poderes mientras no tengan las capacidades para forjar estabilidad política y estructural.