Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎17 Kislev 5780 | ‎14/12/2019

Scroll to top

Top

¿”Huevos judíos”? ¿Húngaros?

¿”Huevos judíos”? ¿Húngaros?

RECETAS CON HISTORIA, CON LINDA JIMÉNEZ – A comienzos de 5777 empezamos este programa de cocina en el que Linda Jiménez Glassman, la responsable de nuestro Englih Corner, nos enseña a preparar sus recetas favoritas siempre con una salsa muy especial: la que les otorgan las historias -de la Historia o no-, las anécdotas, las curiosidades, etc que nos contará en cada entrega en relación con los platos que nos invita a preparar.

En esta ocasión la historia va de huevos, húngaros o no, pero seguro, judíos. Nos relata Linda que “esta receta no es realmente de origen húngaro, sino de los judíos ashkenazim en general, posiblemente de Polonia, pero por lo visto se adoptó en Hungría y allí se llegó a llamar “huevos judíos”…Y si quieren acompañar la receta con literatura Linda Jiménez nos recomienda el cuento: Greevn un shmaltz de  Sam Liptzin. 

HUEVOS “JUDÍOS” HÚNGAROS o “HIGADITOS PICADOS”

Ingredientes
½ kilo higaditos de pollo (sin corazones), partidos en +/- 3 trozos cada uno (trozos grandes)
Grasa de un pollo, lavada y partida en trozos pequeños (se puede sustituir por aceite, pero no será lo mismo…)
2 ó 3 cebollas picadas
3 huevos duros (se pueden usar hasta 8, según gusto)
Sal al gusto
Opcional—pimentón a gusto (yo no lo uso)

Elaboración

Se derrite la grasa a fuego lento (se formarán gríbenes, un tipo de corteza) y se añaden las cebollas. Cuando estén doradas, se añaden los higaditos y se fríen, con mucho cuidado para que no se pasen(que queden rosados—ni rojos ni marrones) por dentro. Se pican, con un cuchillo, en un bol con los huevos, sal y pimentón, pero no tanto como un paté; debería tener una textura, y notarse los trozos de huevo e hígado. (Lo tradicional—de las abuelas—usar un cuchillo especial, para picar, y un bol de madera sin tratar, como las tablas de madera…)

Se deja enfriar un par de horas para que los sabores se mezclen bien y luego se sirve preferiblemente a temperatura ambiente como aperitivo con galletas saladas (o matzá en Pesaj), o incluso como relleno para sándwich.

NOTA SOBRE LOS GRÍBENES:
Crujientes, son conocidos como las “palomitas judías”.
Shmaltz—grasa de pollo fundida, mezclada con cebolla picada frita. Se mete en la nevera y se unta en pan: una delicia, ¡comfort food! 


wood