Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎13 Adar 5781 | ‎24/02/2021

Scroll to top

Top

“Calles de Berlín y de otras ciudades” de Siegfried Kracauer

“Calles de Berlín y de otras ciudades” de Siegfried Kracauer

SEFER: DE LIBROS Y AUTORES – «Kracauer nos enseñó a mirar allí donde apenas habíamos mirado antes» afirmó Theodor W. Adorno. Lo hizo con su mirada de “sociólogo lírico” apunta el traductor de Calles de Berlín y de otras ciudades Manolo Laguillo, quien define a Siegfried Kracauer como “uno de los ensayistas más influyentes de la República de Weimar”.

Exiliado a Estado Unidos tras el ascenso de los nazis al poder, el autor judeoalemán pasea por los pequeños detalles, esos que le permiten llegar “a grandes conclusiones -acertadas, brillantes- acerca de la totalidad”. ¿Les apetece ser, como nos sugiere Laguillo, flâneurs de este magistral libro?

Ed. Errata Naturae. Uno de los libros más bellos, conmovedores y extraordinarios sobre los rincones perdidos de las ciudades europeas. Un clásico que ha marcado nuestra cultura en todo el siglo xx, y que permanecía inédito en castellano.

La extraordinaria sensibilidad urbana del mítico escritor alemán y sus evocadoras descripciones animan al caminante curioso a indagar incluso en lo obvio y en lo familiar; para tratar de entender, a través del paisaje urbano, dónde nacen históricamente muchas de sus experiencias. «El valor de una ciudad se mide por el número de lugares que reserva para la improvisación», concluye este privilegiado flâneur, cuyos textos servirían de inspiración a los paseos de su coetáneo Walter Benjamin.

De Berlín a París, de Marsella a Niza… Lugares inolvidables en una época tan convulsa como fascinante, la Europa de los años treinta. Sin embargo, no hay espacio aquí para los grandes monumentos o los recorridos turísticos, para la «banal actualidad», sino que estas páginas nos hablan de las calles más singulares y memorables, de los rincones perdidos y agrietados aunque únicos. Kracauer nos lleva de la mano por callejones oscuros y bares con historia, por cafés y pequeños comercios sin edad. Nos conduce a lugares aparentemente obsoletos donde se expone una mercancía abigarrada y seductora, maravillosa chatarra que también formó parte de aquel universo fragmentario y enigmático: la Europa secreta de su época —de todas las épocas, en realidad—. «La comprensión de las ciudades se enlaza con el desciframiento
de las imágenes que ellas ofrecen en un ensueño, sin pensar».