Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎7 Shevat 5783 | ‎28/01/2023

Scroll to top

Top

Salomón Rossi: un judío entre el Renacimiento y el Barroco

Salomón Rossi: un judío entre el Renacimiento y el Barroco

MÚSICA CLÁSICA – Salomón (o Salomone o Salamane) Rossi: virtuoso del violín, cantante y genial compositor de la transición europea del Renacimiento al Barroco. Fue contemporáneo de Monteverdi y otros genios de finales del siglo XVI y principios del XVII en Italia. El primero de los programas nos ayudará a retratar a Salomón Rossi como compositor de su época, conociendo su trayectoria vital, sus antecedentes y su proyección. En la segunda parte abordaremos su papel esencial en la historia de la música judía, al ser el primero en componer música polifónica para textos bíblicos en hebreo e incluso publicarlos. 

Poco después de la expulsión de la España de los Reyes Católicos, la situación de los judíos empeoró también en el resto de Europa. La iglesia católica se enfrentaba entonces a sangre y fuego contra la reforma luterana. Los judíos se convirtieron, una vez más en su larga y reiterada historia de persecuciones e injusticias, en el chivo expiatorio de las tensiones sociales de ambas partes. La iglesia católica fue responsable en gran parte de este clima de intolerancia. El edicto de 1535 del papa Julio III ordenaba quemar todas las copias del Talmud e instaba al resto de italianos a seguir su ejemplo. En 1555, Pablo IV, bajo la justificación del deicidio, sólo permitía a los judíos dedicarse al comercio de poca importancia y a la strazzaria (la venta de ropa usada). El papado de Pio V (apodado “Martillo de los Judíos”) implementó en 1566 con firmeza las decisiones del Concilio de Trento. Utilizó la Inquisición como arma de poder, derogó las facilidades que su predecesor había otorgado a los judíos y reinstauró todas las restricciones impuestas por Pablo IV, entre ellas el uso de un gorro amarillo distintivo, las prohibiciones contra la tenencia de propiedad y de la existencia de más de una sinagoga por comunidad, así como la practica de la medicina con pacientes cristianos. Los miembros de las comunidades judías italianas empazaron a ser encerrados en determinados barrios de las ciudades llamados guetos. El primero sería el de Venecia en 1516, y luego vendrían los de Roma, Mantua, etc.

En medio de este clima convulso, la corte de los Gonzaga en Mantua era un remanso de paz relativa para los judíos. En esta ciudad lombarda, llamada Mantova en italiano, había a finales del siglo XVI más de dos mil judíos de un total de cincuenta mil habitantes. Los judíos aprovecharon el ambiente de tolerancia para descollar en el arte y en las tendencias humanistas. Sirva de ejemplo Gugliemo Ebreo Pesaro: bailarín, coreógrafo y maestro de danza de Isabella d’Este, además de autor de uno de los tratados de coreografía más importantes del siglo XV. Esta ciudad, como otras del norte de Italia, fue testigo y cuna del Renacimiento artístico entre los siglos XIV y XVI, y lo sería posteriormente de la ópera y el barroco. Durante el gobierno de duque Gugliemo Gonzaga, Mantua llegó a tener una capilla y una orquesta profesional permanentes que residían en el propio castillo. Su sucesor Vincenzo Gonzaga I se rodeó de los mejores músicos de entonces: Claudio Monteverdi, Giovanni Giacomo Gastoldi, Salomón Rossi, Jacques de Wert o Lodovico Grossi da Viadana. En aquella época había en Mantua una compañía de teatro judía, llamada Università Israelitica, cuyas funciones estaban originalmente dirigidas al público hebreo. Pero su calidad era tal, que pronto los duques comenzaron a invitarles a actuar en palacio delante de audiencias cristianas. Para esta compañía trabajó Salomón Rossi, pero sus partituras desgraciadamente no se han conservado y, junto a él, el dramaturgo Leone Sommo Portalone (autor del “Dialoghi sull’arte representativa”, la primera obra sobre arte escénico) y el coreógrafo Isaaco (o Jacchino) Massarano, cantante, laudista y compositor. Otros músicos judíos destacados del siglo XVI y XVII que trabajaron para los Gonzaga fueron el arpista Abramo dell’ Arpa y su sobrino (o nieto) Abramino dell’ Arpa (que llegó a ser favorito de Guglielmo Gonzaga). También destacó David Sacerdote (en hebreo apellidado Cohen), primer compositor judío cuyas obras se imprimieron en 1575 en la casa Gardano de Venecia en una colección (hoy incompleta) de 18 obras llamada “Primo Libro di Madrigali a sei voci”.  Otros nombres a recordar son los de los compositores de madrigales Davit da Civita y Allegro (o Simja) Porto; y el laudista Benedetto Sessigli.

Los Rossi de Mantua descendían de una ilustre familia cuyo apellido es una traducción del hebreo Me-Ha’Adumim (de los rojos), y cuyas raíces se remontan, según defendían ellos mismos, a los judíos deportados a un exilio forzoso a Roma por el emperador Tito, al dispersar a los rebeldes de la provincia de Judea en el año 70 de nuestra era. Del padre de Salomón Rossi, Bonaiuto de’ Rossi, en hebreo ‘Azaryah, no se conocen más datos, pero sí que, a pesar de la coincidencia de nombre, no fue el historiador judío homónimo, autor de “Me-ór ‘Eynayim”. Salomón no fue el único músico de su familia. Además de un hermano llamado Emmanuele (o Menajem), la hermana de Salomón, de la que nos ha llegado sólo su nombre artístico, Madama Europa, fue una de las mejores sopranos de Mantua. Fue cantante habitual en los estrenos operísticos de Monteverdi e incluso es probable que cantara a dúo con Virginia Andreoni el “Lamento” de la ópera “Arianna” en su estreno de 1608. Su apodo seguramente nació a raíz de su protagonismo en el segundo intermezzo (llamado justamente El rapto de Europa) de la comedia “La idropica” que el poeta Giovan Battista Guarini escribiera en 1608 con ocasión de la boda en Módena de las dos hijas del Carlo Emmanuele, príncipe de Saboya. Aquellos intermedios musicales fueron compuestos por varios compositores, como era habitual en la época: un prólogo de Monteverdi; un primer intermedio de Rossi (cuya partitura no se ha encontrado); el segundo de Gastoldi; un tercero de Marco da Galiano; y el cuarto del hermano de Claudio Monteverdi, Giulio Cesare. Madama Europa tuvo tres hijos con David Ben Elisha: Asher (o Anselmo) de’ Rossi (compositor de motetes en la corte de los Saboya); Angelo (o Mordejai), laudista de la corte de Carlo Emmanuele y luego en Turín, y por último Bonaiuto (o ‘Azaryah), dirigente de la comunidad mantovana en el XVII. A su vez, el hijo mayor, Asher de Rossi, tuvo dos hijos músicos, los guitarristas Giuseppe (o Yosef) y Bonaiuto (o Azariah).

Pero, por encima de todos ellos destaca la figura del violinista, compositor y cantante Salomón Rossi, que actuó para la corte de Mantua entre los años 1587 y 1628, durante los cuales escribió abundantes partituras, más de 300 obras, la mayoría publicadas e incluso reimpresas varias veces durante el siglo XVII. Estas obras fueron escritas para patronos cristianos quienes, a cambio, le libraron desde 1606 de la obligación de ostentar públicamente el gorro amarillo con la estrella de David. Pero ello no significaba renunciar a su identidad ni a su fe, como lo demuestra el hecho de llevar con orgullo el apéndice “Ebreo” a su apellido: Salomone Rossi Ebreo. Aunque no fue el único judío que trabajó en la corte ducal, posiblemente haya sido el único que no haya renegado de su fe y convertido al cristianismo para conseguirlo. Además de patronos cristianos, se sabe que contó con algún tipo de patrocinio económico del banquero judío Moshé Sullam. Rossi es el máximo exponente de la participación judía en el Renacimiento italiano, y uno de los impulsores, junto a Monteverdi y Gastoldi, del nacimiento de un nuevo estilo, que ellos conocieron como Seconda Prattica (por diferenciarla de la Prima Prattica del estilo polifónico renacentista) y que la historia acabaría denominando «barroco». Sus ediciones abarcaron desde canzonettas (composiciones breves para tres voces con textos amorosos y ritmo bailable), a varios libros de madrigales (poemas profanos musicados) sobre versos de poetas como Battista Guarini, el manierista Giovan Battista Marino, Rinaldi, Celiano, Gabriello Chiabrera u Ottavio Rinuccini. En cuanto a la música instrumental, Rossi fue el pionero en el uso de una melodía principal y partes secundarias de acompañamiento en las trío sonatas (forma de la que quizás haya sido el primer exponente).

Entre las obras de arte vocal italiano de Rossi (inspirado sin duda en la técnica de Palestrina), destacan principalmente los madrigales a cinco voces, siendo el primero en publicarlos junto con el bajo contínuo de acompañamiento, así como los madrigaletti que anticipan la obra de otros compositores de finales del XVII y principios del XVIII, y canzonettas para dos y tres voces. En total, unas 150 obras vocales agrupadas en ocho colecciones. En cuanto a la música instrumental, se conocen unas 130 obras agrupadas en cuatro colecciones que incluyen trío sonatas, sinfonías cortas y danzas como gallardas, correntes y brandi. Entre estas piezas destaca una sonata denominada “la moderna”, que es la primera de la historia en cuatro movimientos, anticipándose en cuatro décadas a las llamadas sonatas da chiesa. Durante el programa hemos oído obras de Salomón Rossi del disco “The two souls of Solomon (las dos almas de Salomón)” editado por el sello Accent en 1996, con el Ensemble Daedalus dirigidos por Robert Festa: primero la Gagliarda a 5 llamada la Massara, luego una Sinfonía a 5, la primera parte de Ornasti il veggio, y la segunda parte de Giá del volto. Y acabamos este primer encuentro con Salomón Rossi con la primera parte de su Rimanti in pace que estamos oyendo.