Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎16 Heshvan 5780 | ‎13/11/2019

Scroll to top

Top

Se nos fue el “casi inmortal” actor Max Berliner

Se nos fue el “casi inmortal” actor Max Berliner

HOMENAJE (AUDIO EN ÍDISH)- A sólo un par de meses de cumplir los 100 años de edad y con una vitalidad que le llevó a convertirse en los años 90 (gracias a una publicidad televisiva contra el reuma), finalmente nos dejó el actor Max Berliner Z”L, esposo de la artista Rachel Lebenas y padre del periodista (fundador y director de Iton Gadol y la Agencia Judía de Noticias) Daniel Berliner. De su vida y obra habló largamente en 2013 con Abraham Lichtenbaum en su sección en esta casa “A ídish vinkl fun IWO”, reportaje que reproducimos íntegramente.

Si historia familiar era similar a la de muchos otros entonces. Nació en Varsovia pero llegó con su familia a Buenos Aires con apenas dos años de edad, instalándose en el barrio del Once: la mamá, costurera; el padre, broncero en una fábrica de camas y con un sueño compartido por muy pocos en esas épocas: que su hijo se convirtiese en actor (y no en doctor, como soñaba la mayoría). El destino lo piso en ese camino con sólo cinco años, actuando en ídish en una obra, Inmigrantes, de Sholem Aleijem, un nombre que lo acompañaría casi toda su vida, ya que, desde 1947 empezó a dar clases de canto y organizar las actuaciones festivas de la escuela que aún lleva su nombre (y cuyo salón de actos fue bautizado hace unos años como Max Berliner), labor que desempeñó hasta que su carrera como actor en castellano se afianzó y empezó a ser requerido para más de 40 películas. El “porteño de Varsovia”, como se definía, se vanagloriaba de ser el único actor de la colectividad que vivía en dos mundos: haciendo en ídish teatro universal, y en castellano temáticas judías.