Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎14 Adar I 5779 | ‎18/02/2019

Scroll to top

Top

“Piedra por piedra”, de Batya Gur

“Piedra por piedra”, de Batya Gur

OT: LETRAS ISRAELÍES, CON ANA BEJARANO – Original dentro de la literatura israelí ,no sólo dentro de la obra de Batya Gur -célebre por éxitos como Asesinato en el kibbutz, Un asesinato literario o Asesinato en directo dentro del género negro o novela policíaca- Piedra por piedra (Siruela) es una reescritura más del mito de Isaac tan propio de la literatura en hebreo (“como a los niños, a los adultos también nos gusta que nos lean una y otra vez el mismo cuento”, apunta Bejarano)
La protagonista Rajela (“la que rehusa ser consolada” Jeremías 31:15) busca justicia (contra todo y todos) tras la muerte de su hijo Ofer (ofrenda) a resultas de una novatada en el ejército.

Con referencias a versos de Yehuda Amijai como Yo quiero morir en mi cama y a la “nacionalización del individuo”, concepto acuñado por David Grossman, Ana Bejarano nos acerca al  núcleo de esta novela: la tragedia de perder un hijo en aras del estado. Algo que han sufrido demasiados madres y padres en Israel. Batya Gur traslada este trauma a  Piedra por Piedra “reflejando la sociedad de su país mucho mejor que muchos sociólogos”...eso sí, -fiel a su estilo adictivo-siempre teniendo a la intriga como cómplice.

Una madre hace saltar por los aires la tumba de su propio hijo. Éste murió durante el servicio militar, víctima de una macabra broma. En la tumba habían esculpido las usuales palabras anónimas que se emplean en estos casos: «Caído en acto de servicio». Pero la madre no lo acepta. En la tumba de su hijo tiene que ser grabada, bien visible para todos, la verdad: «Asesinado por sus superiores». Éste es el comienzo de una larga serie de desesperados intentos por parte de Rajel para que se haga justicia. Como en otras novelas de Batya Gur que no pertenecen a la serie policiaca de Michael Ohayon, por la que es conocida en España, se ponen al descubierto las contradicciones y el lado oscuro de la sociedad israelí.