Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎20 Av 5782 | ‎17/08/2022

Scroll to top

Top

Nos ha dejado A.B. Yehoshua Z’L

Nos ha dejado A.B. Yehoshua Z’L

HOMENAJE – Israel, los amantes de las letras en hebreo y el mundo literario mundial nos hemos despertado hoy con la triste noticia del fallecimiento de Abraham B. Yeoshua a los 85 años, dejando una prolífica producción literaria traducida a más de 30 lenguas. Su traductora al castellano, Ana Bejarano, le dedicó varios programas en su serie OT: letras israelíes. Rescatamos ahora el programa sobre su libro El señor Mani en homenaje al cálido y genial ser humano que fue este gran escritor israelí. 

Perteneciente al brillante triunvirato que lo une a David Grossman y Amos Oz, A.B. Yeoshua escribe El señor Mani en un «ejercicio magistral y atrevido de múltiples, casi infinitas lecturas» trasladándose en el tiempo para preguntarse -entre otros asuntos- «si existen realmente  la identidad y los vínculos familiares».

¿Claves de lectura de esta impresionante novela? Ana Bejarano nos recomienda no olvidar la pertenencia de Yeoshua al «movimiento de los cananeos» (aquel que afirma que los palestinos son en realidad judíos que permanecieron en la tierra de Israel tras la destrucción del Segundo Templo y que con los siglos se islamizaron) y la posibilidad de leer El señor Mani del fin hacia el principio, como si fuera una especie de Rayuela -con vocación mediterránea- comprometida con la paz.

Duomo Ediciones
Traducción Ana María Bejarano
El señor Mani es una crónica envolvente de seis generaciones, que se adentra en el tiempo desde el Jerusalén de 1982 hasta mediados del siglo XIX. A través de los Mani, Yehoshua nos habla de ese a veces fino pero inquebrantable hilo que une a padres e hijos. ¿Puede un hombre romper las cadenas que lo atan a su pasado? ¿Puede anular su identidad? A.B. Yehoshua pone en escena cinco diálogos en los que una voz diversa nos guía entre las historias de ingratitud, heroísmo y generosidad de una familia movida por el sueño de la paz.