Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

‎12 Heshvan 5781 | ‎30/10/2020

Scroll to top

Top

Rosquitas fritas con almíbar

Rosquitas fritas con almíbar

LAS RECETAS SEFARDÍES DE RAQUEL – Como homenaje a las madres,  abuelas, tías, suegras, amigas… y como legado a los hijos. Esta receta que sigue pasando de generación en generación es un regalo para los golosos, son las rosquitas fritas con almibar.  ¡Peligrosísimas!

Ingredientes

3 huevos

2 cucharadas de azúcar

1 cucharada de levadura de pan granulada

1/2 vaso de agua templada o de zumo de naranja templado

1/2 vaso de aceite

La ralladura de un limón

Harina la que coja la masa.

Aceite para freírlas

1 1/2 vasos de azúcar y 3/4 vaso de agua para hacer un almíbar.

Miel y agua de azahar para añadir al almíbar cuando esté listo.

Elaboración

Se baten bien los huevos y se añade el aceite, luego se mezclan el azúcar y el agua o el zumo de naranja donde previamente hayamos disuelto la levadura, lo dejamos reposar unos 10 minutos tapado, hasta que la levadura forme una esponja; lo añadimos a la mezcla de los huevos batidos con el aceite.

Entonces se va echando poco a poco la harina y mezclamos hasta que quede una masa suave, no pegajosa, la dejamos reposar hasta que doble su volumen tapada y en un sitio caliente, donde no haya corrientes de aire….cuando haya doblado su volumen, se amasa nuevamente y se van haciendo las roscas, las ponemos sobre una bandeja engrasada, las tapamos y dejamos que doblen su volumen, luego ponemos abundante aceite en una sartén hasta que esté bien caliente, y vamos echando las roscas, tienen que quedar doraditas, después de que estén fritas,  las pasamos  una por una por el almíbar que hemos hecho previamente.

Al almíbar le echamos un chorrito de agua de azahar después que se apague el fuego y media taza de miel.

Para hacer el almíbar se mezcla el agua con el azúcar en una cazuelita y se pone a cocer a fuego medio, para saber si está listo, se mete un tenedor y se levanta y las gotas tienen que caer lentamente.

Raquel Moryoussef de Fhima